La edad, la pérdida de peso, los embarazos y la lactancia hacen que la gravedad actúe sobre el pecho de la mujer. La pexia mamaria o mastopexia es la intervención quirúrgica que busca corregir la ptosis, es decir, la caída del pecho. Hoy abordaremos este tratamiento y hablaremos de sus beneficios estéticos para ampliar vuestra información.

Pexia mamaria y sus beneficios estéticos

La pexia mamaria es una técnica quirúrgica muy agradecida donde la mujer recupera seguridad y autoestima al ver sus mamas rejuvenecidas, con más plenitud, más simetría y normoposicionadas en su tórax.

Es importante saber que en función de las características y el grado de caída que presente el seno se emplearan unos procedimientos u otros. Existen diferentes técnicas de mastopexia o elevación de pecho que realizamos en nuestro instituto. Primero de todo analizaremos el grado de caída del pecho.

Grado de ptosis de la mama

-Leve:  la mama aparece ligeramente vacía, pero el complejo areola pezón está por encima del pliegue o surco submamario.

-Moderado: el pezón y la areola están aproximadamente al mismo nivel del surco mamario o 1-3 cm por debajo, pero por encima del contorno inferior de la mama.

-Severo: El grado tres es una pérdida importante del volumen mamario, y en los que el pezón se localiza a más de 3 cm por debajo del pliegue submamario.

Una vez medido el grado de ptosis, sabremos la técnica de elevación de pecho que utilizaremos.

Técnica de elevación de pecho

Mastopexia periareolar: en casos leves o moderados con buena calidad de piel se puede realizar la elevación utilizando una cicatriz exclusivamente en el margen de la areola, lo cual permite también reducir y simetrizar el tamaño de las areolas en casos necesarios. Es frecuente combinar esta técnica con el aumento con prótesis mamaria o lipofilling

Mastopexia vertical: en casos en los que es necesario eliminar más flacidez, esta es la técnica ideal ya que se realiza una cicatriz periareolar y otra de la areola hacia el surco submamario.

Mastopexia en T invertida: utilizada en los casos de mamas con ptosis grado III (severas). Consiste en realizar la misma cirugía que la mastopexia vertical, pero añadiendo también una cicatriz que queda escondida en el pliegue o surco submamario.

La mastopexia muchas veces va asociada a la mamoplastia de aumento y a la mamoplastia de reducción. En el primer caso la combinación de ambos tratamientos dará volumen y realzarán el pecho. En el segundo caso conseguiremos un pecho más armónico y estético.

¿Es este tu caso? ¿Quieres volver a lucir un pecho bonito y recuperar la confianza? Realiza una primera visita gratuita en Instituto Serra Renom e infórmate.

📞 932848189. ✉️ asesoria@cirugiaestetica.org

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LLAMAR AHORA
PIDE CITA