La bichectomia es la cirugía estética que adelgaza la cara y resalta los pómulos. Es perfecta para personas con el rostro muy redondo que deseen lucirlo más afilado, mostrando así un efecto óptico de delgadez. Una intervención de carácter menor, que dura aproximadamente 40 minutos y de recuperación inmediata.

Por su posición, las bolas de Bichat, entre la mejilla y el tercio inferior del rostro, engordan la cara y la hacen, a la vista, poco armónica.

¿Para quién está indicado este tratamiento?

La bichectomía está indicada para aquellos pacientes que tengan una escasa definición de los pómulos y la mandíbula, a expensas de este acúmulo de grasa en la mejilla. “La cirugía está indicada en estos pacientes con un acúmulo mayor en esa zona y que perciben su aspecto como de ‘cara muy redonda’, en ocasiones infantil, o incluso con aspecto de tener un peso mayor que el que tienen”

¿Hay contraindicaciones?

En general, y según los profesionales, estamos hablando de una cirugía sencilla, apenas presenta contraindicaciones y estas son las propias de cualquier intervención.

Antes de realizar la intervención, hay que analizar muy bien los compartimentos grasos en la cara de cada paciente y estimar cómo van a evolucionar, para no retirar grasa que pueda ser favorable en un futuro. “Siempre es importante saber que con el tiempo la grasa facial disminuye y la grasa bucal también”. Por ello recomendamos acudir a un centro especializado y con experiencia, en el que asesoren al paciente de forma personalizada.

LLAMAR AHORA
PIDE CITA