CIRUGÍA PLÁSTICA Y ESTÉTICA Y UNIVERSIDAD

Prof. Dr. José Mª Serra i Renom Catedrático de Cirugía Plástica y Estética Universitat Internacional de Catalunya


VI - Master universitario de cirugía plástica, reparadora y estética

Para que la Cirugía Plástica adquiera el lugar que le corresponde dentro de la sociedad y abarcar el ejercicio profesional y la enseñanza de todas las materias que le son propias, debe ocupar su espacio docente dentro de la Universidad.

Así mismo las Sociedades Científicas de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora deben promover la creación de los Master en los campos propias de nuestra especialidad.

Nuestra especialidad es de disposición horizontal y tiene puntos en común con todas las especialidades que se ocupan de las distintas áreas de la envoltura corporal y ello puede ocasionar que sean estas especialidades, que ya tienen docentes en la universidad , las que lleven a cabo los Masters de áreas de nuestra especialidad, y ello sería el peor mal que podría ocurrir para nuestra especialidad. Debemos darnos cuenta que este es el camino y que los cirujanos plásticos jóvenes han de orientar su actividad asistencial, docente e investigadora que produzca actividad científica cualificada que les permita avanzar dentro de una carrera universitaria  y poder ser los docentes de los master de cirugía plástica, estética y reparadora. 

La Universidad genéricamente y desde su nacimiento, simboliza la vocación por la enseñanza y el deseo de aprender. El fin primordial de la Universidad es garantizar una formación profesional específica y una formación cultural integral del individuo. Es una institución que aspira a elevar el tono intelectual y cultural de la sociedad, a cultivar el alma colectiva, y a influir positivamente tanto en la vida privada como en la profesional. Si se hace un repaso a las más recientes reflexiones sobre el significado de la Universidad en nuestra sociedad, es en el año 1988 cuando se firma en Bolonia la Magna Charta Universitatum. (10) En este documento los rectores de las universidades europeas hacían un análisis sobre la esencia de la Universidad, justo en el momento en que comenzaba a fraguarse la Unión Europea en su concepción actual. Diez años después de la Magna Charta Universitatum se publica la Declaración Mundial sobre Educación Superior para el siglo XXI, resultado de la Conferencia Mundial sobre Educación Superior de la UNESCO (París 5-9 Octubre 1998) (11)

Como resumen de este documento podría concluirse que la Universidad, a través de la difusión del conocimiento, la creación de nuevos conocimientos y la transferencia de estos a la sociedad, es una fuente de riqueza (no sólo material, tecnológica y científica, sino también cultural y humana), para la sociedad en la que desarrolla sus actividades. Es evidente que el principal reto de la Universidad es adaptarse a los cambios que la sociedad le exige, tanto en relación con las enseñanzas que imparte como a la investigación que realiza. Si algo caracteriza a la Universidad es su aproximación crítica y científica al conocimiento, de manera que los cambios y adaptaciones que se produzcan no pueden ser arbitrarios sino fundamentados.

La situación de cambio que vive la Universidad actual no es nueva. El desarrollo de los conocimientos técnicos por los artesanos de la Baja Edad Media provocó la primera gran crisis universitaria. Por aquellas fechas la Universidad escolástica seguía dedicándose a la teología y a la especulación filosófica, mientras que los nuevos conocimientos obtenidos mediante la observación y la experimentación se abrían paso con una fuerza arrolladora en las Academias. En este caso, la Universidad, aferrada a los saberes tradicionales y a la formación de funcionarios para los nuevos estados, se quedaba notoriamente retrasada respecto a las demandas de una sociedad más activa e innovadora. La revolución científica, al igual que ya ocurriera con el movimiento humanístico previo del Renacimiento, empezó al margen de los claustros universitarios. La Universidad, dedicada a la preparación de profesionales tardó en atender al desarrollo de las tareas de investigación, al estudio de la cultura clásica y de sus valores éticos y humanísticos.

La creación de la Universidad de Berlín a principios del siglo XIX, siguiendo las ideas de Humboldt (12) incorporó la investigación como una actividad fundamental y de esta manera los profesores universitarios fueron los principales protagonistas del proceso de institucionalización, desarrollo y expansión de la actividad científica. Esta etapa de la actividad universitaria coincidió con la intervención sistemática de los gobiernos nacionales en las universidades. La Universidad, además de una institución para crear y propagar el conocimiento, se convertía en el referente de un sistema de basado en los méritos personales, una vez descartado por injusto e ineficaz el sistema aristocrático.

En la actualidad estamos probablemente ante una nueva transformación de la Universidad. Nos encontramos en un mundo en rápido cambio, con el desarrollo continuo de nuevos conocimientos y técnicas, que, a su vez plantean nuevas cuestiones éticas y sociales. Por un lado se genera una mayor necesidad de formación especializada en la población; por otro, los conocimientos que se obtienen durante el periodo de formación universitaria quedan anticuados con rapidez. Además, la "sociedad de la información" está transformando los métodos de adquisición de conocimientos, la naturaleza del trabajo y la organización de la producción, todo ello dentro de un mundo cada vez más interrelacionado, que tienden a la globalización. La Universidad debe dar respuesta a estos cambios, o acabarán surgiendo iniciativas de otras fuerzas sociales que buscarán su lugar dentro del sistema educativo superior, desplazando a la propia Universidad. Aspectos fundamentales como el número, la selección y la financiación de los alumnos, los objetivos y los contenidos de los planes de enseñanza, la integración de estos en el espacio educativo europeo, las demandas del mercado de trabajo, los nuevos métodos de enseñanza ("campus virtual", "docencia no presencial" "university without walls"), la formación continuada de los Profesores, la carrera académica, la planificación de las necesidades docentes e investigadoras, la financiación de la investigación, la integración de la industria privada o de patrocinadores externos en la Universidad, los modelos de organización y gestión de las universidades, el control de calidad de la docencia, de la asistencia (en el caso de la Medicina), de la investigación, la competitividad entre universidades para captar alumnos y financiación, el valor específico en el mercado de trabajo de los títulos que otorga una determinada Universidad, las redes universitarias, las relaciones entre los ministerios de Educación y Sanidad en el Gobierno central o a través de sus homólogos en cada Comunidad Autónoma, en relación con los Hospitales Universitarios, etc., deben ser analizados en detalle por los miembros de la Comunidad Universitaria y las Administraciones competentes para poder dar una respuesta adecuada a un mundo tan cambiante, científicamente productivo y globalmente interrelacionado.

Con el Proyecto Bolonia y con la creación del Espacio Europeo de Educación Superior, aparecerán Master de todas las disciplinas ,El objetivo de este trabajo es una llamada de atención a los cirujanos plásticos españoles para que no den la espalda a la universidad y orienten su actividad profesional para poder ir subiendo escalones en la docencia dentro de la facultad de medicina. Mediante la realización de la tesis doctoral, publicando en revistas con factor de impacto… El Proyecto Bolonia y las Agencias de Acreditación nos han abierto el camino. Todos en nuestra actividad profesional a lo largo de nuestra vida realizamos actividad asistencial que la preparamos con muchas horas de estudio, actividad docente que la realizamos con nuestros colaboradores y residentes y actividad investigadora cada vez que practicamos una modificación de una determinada técnica que la evidencia nos demuestra que a nosotros nos funciona mejor y todo ello mediante el estudio en las mas prestigiosas revistas de nuestra especialidad y efectuando una buena y ordenada  recogida iconográfica.
Para que un Master Universitario sea oficial dentro del Espacio Europeo de Educación Superior el 80 % de sus profesores tienen que ser doctores es decir haber realizado la tesis doctoral.

Si nuestra Sociedad Científica está llena de Doctores y Profesores Universitarios, seremos nosotros los que impartiremos los Masters Universitarios de nuestra especialidad y está es la mejor defensa.

Para conocer las necesidades que se precisan para la elaboración de un master oficial debemos conocer el Real Decreto 1393/2007,del 29 de octubre, por el que se establece la ordenación de las enseñanzas oficiales, modificado por el Real Decreto 861/2010, del 2 de julio.

El máster oficial consta de 60 o de 120 créditos ECTS (European Credit Transfer System). El Real Decreto 1393/2007 permite que la experiencia laboral y profesional acreditada por la persona que solicita la admisión al máster pueda convalidarle algunos créditos. El número de créditos que se puedan convalidar nunca puede acceder al 15 % del total de créditos del máster. Cuando queramos estructurar un máster es muy importante el plan de estudio que queramos elaborar. Para el máster el plan de estudio puede tener 60 o 120 créditos, es decir, 1 o 2 años de actividad y en estos créditos tiene que estar contenida toda la información teórica y práctica que se tienen que adquirir (asistencia a clase magistral, prácticas, trabajo propio del estudiante, trabajo de fin de máster, actividades de evaluación, etc). El trabajo de fin de máster puede ir desde 6 a 30 créditos no más. Cuando se elabora un máster y se quiere un reconocimiento oficial hay que describir muy claramente los créditos ECTS como los vamos a distribuir se considera que como mínimo los créditos ECTS tienen que 10 horas de trabajo dirigido por el profesor y luego 15h de trabajo del propio alumno. Es muy importante decir cuántos créditos son de formación básica y en qué modo o materias se destinarán, cuantos de formación orientativa, formación de prácticas externas.  Es muy importante en los Masters de cirugía plástica organizar muy bien las prácticas externas. Estas deben estructurarse con una información suficiente y con el número de créditos que estén destinados, la tipología de identidades colaboradores, si son clínicas privadas, si son hospitales públicos, las funciones que se llevan a término en estas prácticas y la forma de evaluación prevista de estas prácticas externas.

Es importante también establecer convenios y acuerdos con las identidades externas(Clínicas privadas , hospitales públicos…) a la universidad que da el máster si queremos realmente que el máster sea oficial. Es muy importante que estas prácticas las expongan de mecanismo y estructuras adecuada para que los alumnos adquieran los objetivos y las competencias que son propias de un máster y estas son las que habilitan para el ejercicio profesional posterior, es muy importante describir que equipos de médicos especialistas se encargaran de estos alumnos y que nivel tienen estos profesionales y estas tutorías. Ademas pueden participar diversas universidades europeas y distintos hospitales.

También es importante a la hora de solicitar un máster dentro del marco EEES (Espacio Europeo de Educación Superior) el trabajo de fin de máster que tiene que ser un proyecto orientado al desarrollo de la investigación o de una innovación en el campo profesional. El estudiante ha de conseguir integrar y aplicar con criterio profesional creativo e innovador las competencias adquiridas a lo largo del máster. A nivel de la evaluación de un máster se considera que el trabajo de fin de máster es la clave que muestra el nivel de formación adquirida de los estudiantes de un determinado máster y puede llegar a suponer el 20% del total del plan de estudios en determinados másters sobretodo de especialidades quirúrgicas. La importancia de su diseño, desarrollo, su revisión y evaluación queda patente en el análisis de los diferentes documentos que se aportan a nivel internacional sobre los trabajos de fin de máster. Es también muy útil enfocar este trabajo de fin de máster hacia la tesina o posible tesis doctoral y que además esta puede ser presentada como se ha dicho ya en los artículos que hemos escrito en este apartado de la revista AECEP sobretodo en el que explicábamos como para elaborar una tesis doctoral mediante dos publicaciones en una revista indexada con “peer review” ya que así además prestigia no solamente al estudiante que ha realizado el máster sino también prestigia a la propia universidad y además la acredita a nivel internacional.

Es un granito de arena más en la acreditación de la universidad que imparte este máster. Cuando se quiere elaborar un máster es muy importante especificar que profesores, que personal va hacer la docencia en este máster para que sea oficial dentro del proyecto Bolonia y con validez en todo el Espacio Europeo de Educación Superior, el 80% del profesorado deben ser doctores. El profesor académico debe estar disponible el tiempo suficiente debe ser adecuado al número de estudiantes y a las características del título. Cuando se solicita un máster hay que especificar que profesores van a llevar a  término este máster y de ellos hay que decir su título académico sin son doctores, si son licenciados, si son profesores. Que acreditación académica tienen y categoría dentro de la universidad. Que dedicación temporal podrán dedicar al máster. Y cual es dentro del máster su aérea de conocimiento específico. Por supuesto hay que incluir también los recursos materiales disponibles para poder llevar a cabo este máster, hacer un buen calendario, condiciones de uso de las instalaciones que tendremos y sitios donde se realizarán las prácticas y a qué derecho tendrán los alumnos cuando quieran realizar estas prácticas. No vamos a entrar, porque no lo permite la longitud del trabajo, en los procedimientos de evaluación y tampoco en las mejoras de la cualidad del enseñamiento y del profesorado, así como las auditorias que hay que realizar para valorar el resultado del aprendizaje de un determinado máster. De todo ello a la hora de planificar un máster hay que revisar la política de objetivos y de cualidad de formación que es el programa AUDIT, y los procedimientos para seguir la cualidad ENQA 2005. Al planificar un máster debemos estudiar el Real Decreto 1393/2007 del 29 de Octubre por el que se establece la ordenación de las enseñanzas universitarias  oficiales (modificado por el Real Decreto 861/2010 del 2 de Julio) tampoco debemos olvidar que el artículo 4 de este Real Decreto dice que los efectos de los títulos universitarios regulados en la presente Real Decreto dan carácter oficial y validez en todo el territorio nacional, surtirán efectos académicos plenos y habilitarán en su caso a la realización de actividades de carácter profesional reguladas de acuerdo con la normativa que en cada caso regule el resultado de la aplicación. Es por ello que es muy importante que los masters universitarios no compitan con los títulos de especialidad porque entonces son ilegales. No olvidemos que en esta ley hay una disposición adicional décima referidas a los títulos especialistas de la salud, y dice lo siguiente:

Apartado 1. Los títulos universitarios de master no podrán inducir a confusión ni coincidir en su denominación y contenidos con los de las especialidades oficiales. Artículo 3 de la ley 44/2003 del 21 de Noviembre de ordenación profesionales sanitarias.




CONTÁCTANOS