CIRUGÍA PLÁSTICA Y ESTÉTICA Y UNIVERSIDAD

Prof. Dr. José Mª Serra i Renom Catedrático de Cirugía Plástica y Estética Universitat Internacional de Catalunya


VIII - Elaboración de un trabajo científico con calidad objetivable

El objetivo de este trabajo es que los cirujanos plásticos españoles se den cuenta de la importancia de adaptar nuestra actividad profesional a los parámetros científicos actuales, para así poder obtener los resultados curriculares adecuados y ocupar el lugar que nos corresponde dentro de la Universidad.

Es muy importante que seamos los directores de los masters de nuestra especialidad, porque serán masters de mucho éxito y conviene que seamos nosotros los directores de los mismos.

Con la implantación del proyecto Bolonia, se ha hecho irreversible la implantación del Espacio Europeo de la Educación Superior (= E.E.E.S.), para conseguir un nivel alto de formación universitaria y promover la movilidad de los estudiantes, graduados y académicos en todo el ámbito europeo,  y posibilitar la integración de los nuevos graduados en el mercado laboral Europeo unificado. Para ello se crea un sistema de titulación similar. Se establece un sistema de créditos comunes que reciben el nombre de European Credit Transfer System (= E.C.T.S.), para poder efectuar las convalidaciones permitiendo así que los curriculums sean semejantes.

Para poder llevar a cabo esta adaptación curricular se establecieron las agencias de acreditación. En España la agencia nacional se llama ANECA (= Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación), en Cataluña se llama AQU (= Agència per a la Qualitat del Sistema Universitari de Catalunya). Estas agencias realizan la valoración curricular con criterios objetivos y con parámetros internacionales válidos. Se establece un ranking de universidades basado en su proyección científica e investigadora. Se valoran las tesis doctorales, las publicaciones con Impact Factor, el nivel en el cuartil de sus publicaciones, las líneas de investigación, etc (1).

Es por todo ello que debemos cambiar nuestra forma de pensar ante una publicación científica. Hay una mayoría de cirujanos españoles que cuando ven una publicación científica de un colega suyo piensan que es una pérdida de tiempo, que este señor solo dedica a publicar y no a trabajar, y hacen comentarios peyorativos de un trabajo científico en esta línea. Luego también existen los que creen que publicar en una revista con “Impact Factor” es una pérdida de tiempo porque dicen que las revistas anglosajonas no consideran el trabajo “tan genial” que hace un cirujano plástico español, entonces se dedican a publicar en revistas locales que si se analizan algunas de estas publicaciones vemos que han sido elaboradas sin ningún rigor.

Para elaborar un trabajo científico y que pueda ser aceptado en una revista con “peer review” hay que tener muy claro que antes de empezar debemos saber qué tipo de estudio vamos a  realizar, se debe saber cómo lo vamos a valorar y después tener muy claro los criterios éticos y metodológicos que vamos a realizar en este trabajo.

Las universidades logran escalar posiciones si tienen un nivel científico cuantificable y objetivable, para ello necesitan trabajos científicos bien elaborados y que luego sean publicados en las revistas con “peer review” y con “Impact Factor”. Para conseguir esto fomentan que las tesis doctorales se puedan presentar mediante dos publicaciones científicas, por supuesto con Impact Factor.

 Vemos pues que si queremos escalar las posiciones universitarias que nos permitan defender nuestra especialidad y ser nosotros los directores de la enseñanza de la cirugía plástica en la universidad española, debemos entrar en esta línea de trabajo, no debemos buscar ya más escusas.

Para que los trabajos tengan una calidad objetivable hay que buscar los criterios que se siguen a la hora de juzgar estos trabajos. Vemos que el ensayo clínico se ha considerado el  “gold standar”, para evaluar la calidad de publicaciones sanitarias.  Pero el ensayo debe estar bien diseñado para que sea válido, si no nos lleva a conclusiones falsas. Cuando tengamos un trabajo planificado, debemos valorar si los grupos con los que realizaremos las distintas técnicas son iguales y si es posible compararlos. Cuando vayamos aplicando las distintas técnicas a cada grupo, ver si hay algún grupo que ha perdido muchos elementos, entonces no será válido. Cuando se pierde más del 20%, ya no es válido. Todos estos hechos hacen que un trabajo sea invalidado. Está demostrado que cuanto peor esta presentado un trabajo y que no sigue ningún criterio en la valoración de resultados si no solamente opiniones subjetivas del equipo médico, o opiniones subjetivas de los pacientes, quiere decir que es un estudio que no tiene validez y casi siempre están falseados los resultados. Un trabajo con un diseño incorrecto y con deficiencias en su elaboración indica que es un trabajo que no se ha realizado correctamente. Por ello, el diseño previo es fundamental.

En la actualidad, en las revistas médicas con factor de impacto, valoran si se han cumplido las Normas Consolidadas para la Publicación de Ensayos Clínicos Aleatorizados (=CONSORT: Consolidated Standars of Reporting Trials) (2). Con las normas CONSORT como guía, la mejoría de los ensayos clínicos ha sido muy objetivable.

Para los estudios observacionales se han establecido las normas STROBE (=The Strengthening the Reporting of Observational Studies in Epidemiology) (3).

Para los estudios de pruebas diagnósticas se ha establecido las normas STARD (=Standars for Reporting of Diagnostic Accuracy) (4).

Para los trabajos Meta-análisis las normas están recogidas en PRISMA (= Preferred Reporting Items for Systematic Reviews and Meta-Analysis) (5). Todas ellas están recogidas en una página web que se llama ECUATOR (6).

Por supuesto los aspectos éticos deben ser establecidos y haber superado el Comité de Ética del hospital (7), o de la universidad. Ya no se puede aceptar un trabajo científico que no tenga las normas del comité ético totalmente establecidas. Así mismo, un trabajo realizado con enfermos debe tener el consentimiento informado de cada participante (8) (9).

Dándose cuenta de la importancia de la valoración objetiva de un trabajo o publicación están apareciendo tests de valoración propios para cirugía plástica destacando el Breast-Q cuestionario elaborado por el Memorial Sloan-Rettering Cancer Center y NCI (= National Cancer Institute) y cuyos objetivos son desarrollar un cuestionario para evaluar las expectativas preoperatorias para la reconstrucción mamaria, las variaciones a las expectativas relacionadas con las características de cada paciente, desarrollar módulos educativos para ayudar a las pacientes a entender los resultados reales de una intervención, identificar grupos de riesgo de pacientes que sabemos que quedaran insatisfechos. En vista del éxito que tuvo este cuestionario  se ha ampliado el Breast-Q para pacientes de aumento mamario, reducción, reconstrucción y mastectomía (10,11,12).

Cuando nosotros hacemos una publicación científica sobre algún trabajo relacionado con la mama, si tenemos en cuenta antes en la planificación saber que valoraremos los resultados con el Breast-Q Questioner, al mandar el trabajo a una revista con peer review será mucho más considerado por los reviewers, porque verán que es un trabajo bien elaborado. Por supuesto el interés del  trabajo también viene según la técnica que se le aplique y la cualidad intrínseca de lo que estemos valorando.

Podemos concluir que si un trabajo está bien diseñado y está bien evaluado tiene muchas más posibilidades de ser publicado en un revista con factor de impacto.


Bibliografía:
1. http://www.cirugia-estetica-catedra-bolonia.es
2. Schulz KF, Altman DG, Moher D, CONSORT 2010 Statement Updated Guidelines for Reporting Pava Llel Group Randomized Trials Ann Intern Med 2010; 152:726-732.
3. STROBE: Ann. Inter. Med.2007; 147: 573-577.
4. STARD: Ann. Intern. Med. 2003; 138: 40-44
5. PRISMA: Ann. Intern. Med. 2009; 151: 264-269.
6. EQUATOR: http://www.equator-network.org
7.Ruiz-Canela M, de Irala J, Martinez-Gonzalez MA, et al Mehodological quality and reporting of ethical requirements in clinical trials J. Med Ethics 2001; 27:172-176.
8. Ruiz-Canela M, Martinez-Gonzalez MA, Fernandez-Creluet J. Informed consent and approval by institutional review boards in publishe reports on clinical trials N Eng J. Med; 1999; 340:1114-1115.
9. Martinez- Gonzalez M.A, Segui M, Carlos S. Compendio de salud pública Ed. Ulzama Editores. Pamplona 2011.
10. Pusic AL. Patient-reported outcome measures in plastic Surgery: use and interpretation 2011; 127(3): 1361-1367.
11. Puis AL, Klassen AF, Scott AM etal. Development of a new patient. Reported ocetcome measure for breast surgery: the BREAST-Q Plast Reconstr Surg 2009; 124:345-353.
12. Pusic AL, Reavey PL, Klassen AF etal Measuring patient ocetcomes in breast augmentation: Introducing the BREAST-Q Augmentatuon module Clin Plas Surg. 2009; 36 (1): 23-32.