CIRUGÍA PLÁSTICA Y ESTÉTICA Y UNIVERSIDAD

 Prof. Dr. José Mª Serra i Renom Catedrático de Cirugía Plástica y Estética Universitat Internacional de Catalunya

Introducción

Ya sé que en estos días tenemos muchas preocupaciones y muy serias. Alguno de nosotros ha estado enfermo, no podemos trabajar, el problema de después será muy serio, pero todo volverá a su cauce.

Además de estar preocupados, que es lógico , también podemos aprovechar estos días para planificar y organizar temas que a lo mejor no les hemos dedicado la atención suficiente.  Durante estos días de confinamiento y de reflexión me he dado cuenta que en nuestra especialidad ocurren varios hechos que me han movido ha querer compartir y debatir con vosotros. 

Por un lado, los mejores números del examen de Médicos Internos Residentes (MIR) eligen como especialidad la Cirugía Plástica, Reparadora y Estética. O sea, los mejor preparados y más inteligentes. Por lo cual es lógico pensar que, en los años de ejercicio de su profesión, tienen la capacidad de desarrollar una actividad científica y académica de muy alto nivel.

La realidad es muy distinta. La necesidad de abrirse camino profesionalmente. La habilidad en el manejo de las redes: Internet, Instagram, Facebook, Twitter, YouTube, con el único objetivo de conseguir pacientes, lleva consigo que se olviden de consolidar su carrera científica.

Por otro lado la formación de postgrado se realiza mediante actividades académicas: Cursos de postgrado, de super-especialización, Masters… que exigen profesores muy cualificados si son oficiales y homologables internacionalmente y validables dentro  del Espacio Europeo de Educación Superior (E.E.E.S.)

También es conocido por todos que nuestra especialidad es transversal y que nuestros pacientes no provienen de un área corporal específica y exclusiva. Por ello el intrusismo por parte de otras espacialidades es un hecho.

En la actualidad los cursos y masters de distintas parcelas de nuestra especialidad son impartidas por profesores académicos muy cualificados de otras especialidades. (v.g.= de malformaciones congénitas craneofaciales por neurocirujanos, labio leporino y fisura palatina por cirujanos pediatras, cursos de oculoplástica por oftalmologos, de rinoplastias por otorrinolaringólogos, de microcirugía de cabeza y cuello por cirujanos maxilofaciales que también realizan intervenciones de cirugía estética facial, de cirugía mamaria por parte de cirujanos generales, ginecólogos ,de mano por traumatólogos, de malformaciones congénitas del área genital ginecólogos, cirujanos pediatras, de cirugía estética genital ginecólogos, urólogos, de medicina estética etc.…)

Todas estas disciplinas han sido desarrolladas por cirujanos plásticos y forman parte intrínseca de nuestra especialidad.

Pero ¿Como defenderla?

Solo hay un camino que es que sean los cirujanos plásticos los encargados de enseñar estas materias y para ello es imprescindible que adquieran la cualificación adecuada. De entrada, todos los médicos MIR tendrían que terminar la espacialidad con la tesis doctoral leída. Ya no sirve decir que es muy complicado. Las normas han cambiado. Ahora se puede hacer la tesis doctoral por compendio de publicaciones, con solo dos publicaciones indexadas y empezar así la carrera académica.

Las Agencias de Acreditación permiten al cirujano plástico escalar todos los grados académicos hasta la cátedra.

El objetivo de estos  trabajos que te iré enviando semanalmente y que formaran parte de un compendio  que tendrá por titulo: Cirugía Plástica y Estética y Universidad, es animarte a escalar la carrera docente que va muy vinculada al buen ejercicio profesional y  así podremos  formar parte de los equipos docentes acreditados para poder impartir  los cursos de formación y  los masters propios de nuestra especialidad.

I – Requisitos para realizar una carrera docente.
Acreditación para optar a las plazas de profesor universitario.

(Nota: Los criterios expuestos pueden ser modificados, pero a través de la web de la agencia en la que queramos acreditarnos nos podemos informar con todo detalle de los que sean vigentes en aquel momento).

La práctica de la sanidad se desglosa en asistencial, docente e investigadora. Todos en nuestra práctica diaria ejercemos en mayor o menor grado estas tres facetas. El ejercicio de la cirugía plástica y estética nos llenará toda la vida y debemos trazarnos un camino para que nuestros esfuerzos estén bien orientados y vayan dando sus frutos.

Es útil conocer la metodología para estructurar nuestra carrera universitaria.  Antes era muy difícil si no formabas parte de una cátedra acceder a la vía universitaria, pero ahora con las Agencias de Acreditación podemos ir avanzando para luego optar a una plaza docente dentro de una universidad. Además, con el proyecto Bolonia, hemos de tener autonomía suficiente dentro de la universidad y ser los directores de las tesis de nuestros residentes a los que hemos de fomentar la necesidad de hacerla.

Tesis doctoral

Es el camino de inicio de la investigación,  y constituye un requisito imprescindible para aspirar a la carrera docente. Antes era necesario adquirir la suficiencia investigadora mediante la realización de unos cursos de doctorado que eran muy largos (2 años como mínimo) y además no eran baratos, y si no se hacían justo al acabar la carrera después ya no teníamos tiempo. En la actualidad con un año de un master es suficiente y los que sean MIR no necesitan realizar este año de master y pueden realizar directamente la tesina para después presentar  la tesis doctoral.

La tesina es un trabajo de investigación que puede ser experimental o clínico, y que en muchas universidades animan a que sea presentado como una publicación científica y que luego se publique. Esta tesina puede ser el esquema de lo que después, más ampliado, será la tesis doctoral. Una vez obtenido el grado de doctor ya podemos dirigir las tesis doctorales de nuestros colaboradores, formar parte de los tribunales de las tesinas y de las tesis doctorales de nuestros especialistas sin tener que recurrir a otras especialidades, optar a las plazas de profesor asociado y acreditarnos con el primer escalón dentro de las agencias de acreditación que es el de Profesor lector.

Profesor Titular

Para ello es muy importante conocer cuáles son los criterios que siguen las comisiones de selección.  La Ley Orgánica de Universidades (L.O.U. 2001) (1,2) establece un nuevo modelo de selección de profesores basado en una habilitación estatal o de la autonomía correspondiente, en el caso de Cataluña, la Agencia de la Qualitat Universitaria de Catalunya (A.Q.U.) previa a la selección final que la universidad convocante pueda realizar. Los baremos de selección son muy parecidos en todas las agencias y son objetivables.

Trayectoria científica  
En lo que se refiere a la capacidad investigadora, los solicitantes tienen que demostrar, al menos, tres años de actividad investigadora posdoctoral para poder ser acreditados.

Publicaciones y transferencias de los resultados de investigación
Se valoran las publicaciones y transferencias de los resultados de investigación de manera conjunta. En lo referente a los artículos, se valoran básicamente las publicaciones en las revistas indexadas, es decir, que hayan pasado un proceso de evaluación por “peer review” y que estén presentes en los bancos de datos de SCI. El número mínimo necesario tendrá que ser de veinte publicaciones o superior. En el caso que el solicitante no llegue a este número, se valoran las otras publicaciones en revistas de menor valía.

Libros
Se valoran en especial los de carácter original (donde el solicitante sea autor o editor de un libro que sea de multiautores) publicados por editoriales especializadas, y se valoran, además, los publicados en editoriales de prestigio internacional.

Dirección y participación en proyectos de investigación
Como mínimo, el solicitante tiene que haber sido investigador principal en un proyecto de investigación competitivo, público, nacional o internacional y vigente o que no haya finalizado en menos de dos años.

Actividad formativa
Se valora muy especialmente la capacidad demostrada por el solicitante de formar un grupo o núcleo de investigación. Una muestra de ello es haber dirigido al menos una tesis doctoral y estar en estos momentos dirigiendo alguna. También se valora su implicación en la impartición o coordinación de cursos de doctorado, posgrados y master.

Ponderación de cada apartado
Publicaciones y transferencias de resultados de investigación 70 %, Proyectos 15%, Actividad formativa 10%, Otros méritos 5%. Cada uno de los apartados será evaluado sobre la base de 10 puntos.

Catedrático

El catedrático es la categoría contractual que corresponde a la etapa más avanzada de la carrera académica. LO 4/2007 (2). Para acceder a una plaza de profesor catedrático, tanto de universidad pública como de universidad privada, es necesario cumplir los requisitos  de la Acreditació per la Recerca Avançada  de la AQU en Cataluña o la Habilitación de la ANECA a nivel nacional (3,4)

Trayectoria científica  
Los solicitantes tienen que demostrar una carrera docente e investigadora consolidada. En lo que se refiere a la capacidad investigadora, los solicitantes tienen que demostrar, al menos, tres años de actividad investigadora posdoctoral para poder ser acreditados.

Publicaciones y transferencias de los resultados de investigación
Se valoran las publicaciones y transferencias de los resultados de investigación de manera conjunta.

Revistas
En lo referente a los artículos, se valoran básicamente las publicaciones en las revistas indexadas, es decir, que hayan pasado un proceso de evaluación por “peer review”y que estén presentes en los bancos de datos de SCI o similares. El número mínimo necesario tendrá que ser de cuarenta publicaciones o superior. Se valora en especial que al menos la mitad pertenezcan al primer quartil del área correspondiente y que al menos en 10 de las publicaciones, el solicitante sea primer autor (lo que sería en inglés, corresponding author) o primer firmante. Para precisar la repercusión efectiva de la investigación efectuada por el solicitante, se considerará el sumatorio del índice de impacto de las publicaciones y el número de citaciones recibidas de cada artículo así como índice de la repercusión de la investigación del solicitante.

Libros
Se valoran en especial los de carácter original (donde el solicitante sea autor o editor de un libro que sea de multiautores) publicados por editoriales especializadas, y se valoran, además, los publicados en editoriales de prestigio internacional. Estos números no pretenden ser mínimos exigibles, sino recomendaciones para el tribunal. En el caso que el solicitante no llegue a este número, se valoran las otras publicaciones en revistas de menor valía.

Transferencias de los resultados de investigación
En lo que se refiere a la transferencia de los resultados de las investigaciones, se valoran aquellos resultados que pueda ser demostrada su utilidad por el solicitante, o que tengan muy avanzado el trámite para la protección internacional de sus derechos, para que sea fácil por parte de la comisión evaluar el interés real de su aplicación.

Dirección y participación en proyectos de investigación
Se consideran exclusivamente los proyectos de investigación financiados en convocatorias competitivas, tanto de las administraciones públicas (europeas, estatales, autonómicas) como del sector privado (fundaciones, empresas,). Quedan excluidas, las ayudas no competitivas, de tipo contractual. Se valoran particularmente, y de acuerdo con el ámbito de especialización, el nombre y relevancia de proyectos de los cuales el solicitante sea el investigador principal (IP).

Como mínimo, el solicitante tiene que haber sido investigador principal en tres proyectos de investigación competitivos, dos de ellos públicos nacionales o internacionales y vigentes o que no hayan finalizado en menos de dos años. También se valora la capacidad de captación de recursos, el grado de liderazgo y la iniciativa a la hora  de generar nuevos proyectos.

Actividad formativa
Se valora muy especialmente la capacidad demostrada por el solicitante de formar un grupo o núcleo de investigación. Una muestra de ello es haber dirigido un número de tesis doctoral no inferior a tres y estar en estos momentos dirigiendo alguna. También se valora su implicación en la impartición o coordinación de cursos de doctorado, posgrados y master.

Otros méritos 
La comisión valora todos los otros méritos que el solicitante presenta, como son premios de investigación, tramos de investigación reconocidos, conferencias invitadas en congresos o universidades, estancias de investigaciones, cargos de responsabilidad científica (comités editoriales, comités científicos internacionales y nacionales, organización/presidencia de congresos), informes emitidos por profesionales de prestigio reconocido, actividad institucional  de promoción y gestión de investigación, etc. En referencia a las estancias de investigación, posdoctorales o no, se valora en especial que hayan sido científicamente productivas.

Ponderación de cada apartado
Publicaciones y transferencias de resultados de investigación 70 %, Proyectos 15%, Actividad formativa 10%, Otro méritos 5%. Cada uno de los apartados será evaluado sobre la base de 10 puntos.

Para acreditar una revista es importante conocer en que se basa el Análisis de la producción científica.

En los últimos años el mundo de las publicaciones médicas ha experimentado la necesidad del control de calidad. Cada vez preocupa más la calidad de lo que se publica, y con esta función se aplican los indicadores bibliométricos (5). El más utilizado en la valoración curricular es el  Factor de Impacto de la revistas. El factor impacto FI, introducido por Eugene Garfield, supone la primera medida  objetiva, cuantificable y establece la valoración de una revista en el ámbito científico, y, por ello, ha ido ganando aceptación por parte de la comunidad científica (6,7,8) A cada revista se adjudicó un FI que se calcula dividiendo el número total de referencias bibliográficas de dicha revista incluidas en el SCI correspondientes a los dos años anteriores al cálculo, por el número total de artículos publicados en dicha revista en el mismo período de tiempo. Si hay una revista nacional que tiene un cierto prestigio y se decide a nivel de la sociedad que sea indexada y tenga factor de impacto, el camino es arduo pero no imposible y pasa porque además de ser riguroso en la calidad y presentación de los trabajos empecemos a ser generosos con nuestros compañeros  y en vez de quitar todas las citas bibliográficas de publicaciones de cirujanos españoles cuando hacemos la bibliografía de un trabajo, hagamos al revés y citemos sus trabajos  publicados en esta revista.

Estas son las reglas, no querer admitirlas porque parezcan injustas o querer hacer otros índices no conduce a nada.

Cuando un trabajo es original, efectuado con rigor, debemos intentar difundirlo a nivel internacional en revistas con revisión a pares, ·pair review· y que tengan “impact factor” para así poder difundir la cirugía plástica y estética de nuestro país a nivel internacional .Además es la única  forma de poder hacer una carrera curricular y así poder acreditarse y obtener una plaza de profesor universitario y dirigir los Masters de nuestra especialidad.

Es útil consultar las siguientes páginas Web para conocer los formularios y plazos de posibles convocatorias (9).

 

Bibliografía

1. Ley Orgánica de Universidades (L.O.U. 2001)
2. Ley Orgánica de Universidades, modificada por la LO 4/2007,
3. Llei 1/2003, de 19 de febrer, d’universitats de Catalunya.
4. Articulo 52 LOU.
5. López-Piñero JM et al. Los indicadores bibliométricos y la evaluación de la actividad médico-científica. Med Clin (Barc) 1992; 98:64; 101; 141; 384.
6. Garfield E.Significant journals of science. Nature 1976;264:609.
7. Garfield E. The diverse roles of citation indexes in scientific research. Rev Invest Clin 1998;50:497.
8. Garfield E. Impact factors and why they won’t go away. Nature 2001;411:522.,  
9.  http://www.aneca.es/
     http://www.aqu.cat/
     https://www.cirugiaestetica.org/

II – Tesis doctoral

Siempre he insistido en la necesidad de estructurar nuestra actividad de cirujanos plásticos para que diera sus frutos curriculares y poder progresar en la carrera universitaria.

Es imprescindible que lo hagamos así porque la implantación del Proyecto Bolonia trae consigo la realización de los Masters que podrán cursar todos los que estén en posesión del Grado de medicina. Para formar parte del profesorado de  estos Masters tenemos que estar bien situados dentro de la Universidad. Cada Master oficial requiere un número determinado de profesores acreditados (Doctores , profesores titulares tec…)

Para progresar en la universidad, el primer escalón y muy importante es el Doctorado.

El planteamiento del programa de doctorado ha ido cambiando en muy poco tiempo y nos favorece. Antes era necesario cursar los cursos de doctorado que duraban dos años y que además eran caros, y que era difícil que un especialista de Cirugía Plástica pudiera dedicar tanto tiempo a poder efectuar estos cursos. Después llego la suficiencia investigadora y aún se complicó más ya que era necesario realizar un programa que exigía muchas horas de clase presencial y era imposible compaginarlo con la actividad asistencial. Con la llegada del Proyecto Bolonia el programa de doctorado ha sufrido constantes cambios. Yo creo que el proyecto Bolonia está totalmente estructurado para nosotros, los cirujanos plásticos, ya que nos favorece totalmente, nos permite el acceso a la universidad, que lo teníamos tan difícil. En la actualidad, para presentar la tesis doctoral, no es necesario cumplimentar los cursos de doctorado, ni adquirir la suficiencia investigadora. Los estudiantes de medicina según el proyecto Bolonia, al acabar la carrera, el Grado de Medicina tendrá el rango de Master y podrán acometer la Tesis Doctoral directamente.

Todo ello ha quedado legislado en el Real Decreto 99/2011 que se aprobó en la reunión ministerial del 28 de enero de 2011 y que fue publicado en el boletín oficial del Estado del 10 de Febrero de este mismo año. (1)

El Real decreto  dice que cuando hayan cursado 300 créditos y durante estos 300 créditos, las asignaturas correspondientes a la iniciación a la investigación, ya no es necesario realizar ningún master para acceder al grado de doctor, y esto lo cumple la carrera de Medicina, la de Odontología y de entrada la de Arquitectura. Es decir, los médicos que hayan efectuado la carrera según el Proyecto Bolonia y que serán nuestros futuros residentes, inmediatamente podrán hacer la tesis doctoral sin necesidad de dejar la residencia, sin necesidad de realizar los cursos de doctorado, ni cursos de suficiencia investigadora, y esta tesis doctoral es interesante que seamos nosotros los cirujanos plásticos, los directores de sus tesis doctorales y para ello hemos de ser doctores. En este mismo Real Decreto se dice que los médicos que estén en la actualidad realizando el MIR y que  no hayan hecho la carrera siguiendo el Proyecto Bolonia, cuando sean  RIII ya podrán realizar la tesis doctoral sin necesidad de hacer programas de doctorado. Los médicos que ya sean especialistas vía MIR podrán formalizar la tesis doctoral sin necesidad de hacer ningún programa de doctorado. Los médicos que ya sean especialistas pero no lo sean vía MIR y que no tengan la suficiencia investigadora  y que no tengan los cursos de doctorado hechos, si quieren hacer la tesis doctoral tendrán que realizar un master.  Hace pocos meses este master era de 120 créditos ECTS (European Credit Transfer System), dos años; en cambio ahora con un master de un año, de 60 créditos, ya se podrá realizar la tesis doctoral. (2, 3, 4,5)

Estos cambios son muy interesantes y nos facilitan el poder entrar dentro de la universidad. Es importante que nuestros residentes MIR realicen la tesis doctoral, porque no es bueno esta tendencia que ha estado en boca de muchos de nosotros de que la universidad es negativa, puesto que necesitaremos gente para dirigir nuestros masters ya que las universidades promocionaran  los masters de calidad y que sean rentables y tengan éxito, y nuestros masters pueden ser los masters de más éxito .La cirugía plástica está de moda. Como habéis visto en la última convocatoria MIR los mejores médicos con los mejores expedientes quieren hacer cirugía plástica. Los mejores números MIR de este año han ido para cirugía plástica.

La tesis doctoral es un paso imprescindible para que podamos llegar al grado de doctor, y los cirujanos plásticos tenemos que concienciarnos de que nuestra actividad asistencial, docente e investigadora debemos ordenarla de tal manera que de sus frutos curriculares  para poder optar a los lugares que nos corresponden dentro de la universidad. Por ello insisto tanto en publicar en revistas con “peer review” nuestros mejores trabajos para tener el factor de impacto necesario para después presentar nuestro curriculum en las nuevas agencias de acreditación para  ir ascendiendo en la vida universitaria y ser los profesores-directores de nuestros masters y de defender nuestra especialidad en el lugar académico que le corresponde. Para ello el primer paso, es hacer la tesis doctoral y a ello voy a dedicar este trabajo.

Vamos a presentar como se confecciona una tesis doctoral. En primer lugar es importante tener un director. El director tiene que ser doctor y lo bueno es que sea el propio jefe del servicio que tiene al médico interno residente en periodo de formación, para que durante su residencia haga la tesis doctoral.

Después hay que escoger el tema, el tema puede ser clínico, de investigación, en el laboratorio experimental…hay muchos temas válidos para hacer una tesis doctoral. Si la tesis doctoral es novedosa y de interés social, se puede pedir una ayuda al Fondo de Investigación Sanitaria (CSICInstituto de Salud “Carlos III” que conceden ayudas para proyectos de investigación biomédica y en ciencias de la salud del Ministerio de Sanidad y Consumo (FIS), que además esto también nos ayuda a nivel curricular ya que se valora mucho en las agencias de acreditación y estamos ya en muy buena dirección para poder acreditarnos como profesor titular. Al solicitar un proyecto FIS se presentan los curriculums de todo el equipo investigador y el mérito, al obtenerlo, repercute en todo el equipo. Además de la aportación económica que ello supone y de la dotación de equipos para la investigación, los servicios que tienen esta manera de actuar, a medio plazo tienen un servicio integrado donde todo el mundo participa, realiza sus tesis doctorales y están totalmente integrados dentro de la Universidad. Así lo lleve a cabo en el servicio de cirugía plástica del Hospital Clinic de Barcelona que fundé en el año 1992 y en el de la Clínica Universitaria de Navarra que fundé en 1983 y la colaboración con la facultad de medicina de estos dos servicios y la producción investigadora en publicaciones científicas, becas, premios es evidente y sigue en la actualidad.

Cuando tenemos escogido un tema clínico o de investigación o de colaboración interdepartamental, entonces se estructura la tesis.

Es importante conocer los protocolos de actuación y los esquemas y formas de confeccionar la tesis doctoral de la universidad en que la vamos a presentar, pero los apartados básicos son seis:

I – Introducción
Que sirve para introducir el tema, en esta introducción podemos exponer el resumen histórico y los antecedentes sobre el tema y estructurar la hipótesis.

La hipótesis según Tamayo es “una proposición que nos permite establecer relaciones entre los hechos, su valor reside en la capacidad para establecer más relaciones entre los hechos y explicar el porqué se producen, al desarrollar todo el trabajo de investigación llegaremos a lo que es propiamente la tesis, con las conclusiones”. La hipótesis cuando es única es la hipótesis o se conoce también como hipótesis general y es cuando se trata de responder de forma amplia a las dudas que el investigador elabora y busca la relación que existe entre las variables que se plantean. Luego parecen 2 hipótesis que se han puesto de moda, una es la hipótesis nula, que es cuando se plantean dos variables y al final se concluye que no guardan ninguna relación y la hipótesis alternativa que siempre cuando se presenta una hipótesis nula se presenta también la hipótesis alternativa, en la cual se presentan dos variables, y al final de toda la metodología del trabajo se llegan a unas conclusiones que relaciona las dos variables. Por ejemplo, dos técnicas quirúrgicas para resolver un problema, la hipótesis nula es que después de hacer el trabajo estas dos técnicas no varían la resolución del problema, lo resuelven de la misma manera, y en cambio la hipótesis alternativa es que una determinada técnica o un determinado fármaco, o un determinado medicamento va mucho mejor que el otro y entonces esta es la hipótesis alternativa, es decir, es la que llega a la tesis que queríamos demostrar. De todas maneras, hay escuelas y academias que descartan la autorización de la hipótesis nula, y dicen que lo que hay que hacer es una hipótesis general y presentarla bien con todos los antecedentes históricos y con unos objetivos claros, para poderla entender bien y con esto llegar a las conclusiones de la tesis.

II – Material y Métodos.
Hay muchas formas de estructurar el material y métodos, pero en nuestras tesis de cirugía, el material y métodos consiste en explicar con detalle lo que necesitemos para elaborar aquella técnica quirúrgica, por ejemplo puede ser útil explicar la anatomía, puede ser útil explicar la técnica quirúrgica con detalle, puede ser útil explicar el material necesario para realizar aquella técnica, es decir todos lo necesario para poder ejecutar aquel trabajo, y que cualquier persona que quiera llevar a cabo aquella técnica, esté tan claramente explicado que sea reproducible, si es quirúrgico incluso explicar qué tipo de sutura se han utilizado, el instrumental, los pasos de la técnica, etc.

Dentro de material y métodos hay que explicar que grupos de estudios se van a realizar, por ejemplo, el grupo control, el grupo con una técnica, el grupo con una variable de esta técnica que es lo que queremos comparar, etc. Una vez hechos estos grupos, cuantos elementos están dentro de estos grupos. A continuación como vamos a valorar estos grupos, con que métodos, que criterios estadísticos utilizaremos etc.… ello constituye otro apartado dentro de material y métodos que se llama valoración de resultados, es decir, a estos grupos con sus elementos, les aplicamos las técnicas quirúrgicas con sus variables que hemos descrito con detalle y después los valoramos con la valoración exacta que explicamos en la valoración de resultados. Una vez hemos descrito las técnicas quirúrgicas, el material que hemos utilizado, hemos hecho los grupos y explicamos que valoración de resultados haremos de los mismos, tenemos completado el material y métodos.

III – Resultados 
Al exponer  los resultados no hay que mezclarlos con  la discusión,  el resultado no hay que discutirlos en este apartado, es un defecto frecuente, los resultados se presentan de una forma clara y concisa, porque en la tesis doctoral lo que nos están juzgando es nuestra capacidad de investigación y de presentación de los resultados de investigación. Y hemos de ser totalmente ordenados, y seguir los protocolos establecidos, estos grupos que hemos dicho que los valoraremos de una determinada manera, exactamente así es como presentamos los resultados, grupo 1 tal valoración ha dado esto, tal valoración ha dado lo otro, y se explica exactamente siguiendo los grupos que se han dicho que se emplearían y aplicándoles la valoración de los resultados que se ha establecido. Y aquí acaba el apartado III, es decir se han descrito los resultados de los grupos que se habían diseñado y las técnicas que se han descrito en material y métodos y se han valorado con la valoración de resultados que se han dicho en material y métodos, y solo esto forma el apartado III de resultados.

IV – Discusión
La discusión debe ceñirse a los resultados que hemos obtenido y empezar a analizar cada resultado, empezar a discutirlo uno por uno, seguidamente empezar a comparar los distintos grupos y discutir con orden sistemáticamente e ir comparando progresivamente estos resultados con otros trabajos y con otros estudios que se hayan efectuado, que estén relacionados e irlos citando. La discusión hay que empezar por cada grupo analizándolo y discutiéndolo, y luego comparándolos entre sí. Y al acabar la discusión tiene que ir apareciendo espontáneamente el apartado V.

V – Conclusiones   
Las conclusiones tienen que salir de una forma clara y concisa y numeradas. En las conclusiones tampoco se puede discutir, el apartado de discusión es el anterior. Las conclusiones hay que exponerlas  en orden de importancia, y conviene que sean más de 3 o 4, y no llegar a 10, es decir, las conclusiones tienen que ser claras, concisas y que tengan  importancia y enumeradas, y breves, y que hayan sido todas ellas discutidas, no puede aparecer una conclusión de la que no se haya citado nada en la discusión y que salga de una forma espontánea sin tener relación con la discusión previa.

Las conclusiones son cortas, claras, concisas y están totalmente establecidas como fruto de la discusión.

VI – Bibliografía
La bibliografía es muy importante que se cite con orden estricto, siguiendo los criterios internacionales totalmente ya reconocidos de citas bibliográficas, Cumulated Index MedicusAmerican Medical Association Manual of Style, 10th ed.,en las cuales primero se cita el autor, después la iniciales en mayúscula, después una coma, después el siguiente autor, después las iniciales en mayúsculas, siguiente coma, etc… después viene un punto, después el título del trabajo, a continuación la revista  con la abreviaturas internacionales, seguidamente el año, punto y coma, el volumen, dos puntos, después la página del principio, guión medio, página al final, punto.

Sarris GE, Moore KA, Schroeder JS, et al. Cardiac transplantation: The Stanford experience in the cyclosporine era. J Thorac Cardiovasc Surg 1994;108:240-252.
Cuando se trata de un capítulo de un libro primero se citan los autores del capítulo, título del capítulo, nombre de los editores, titulo del libro, edición, ciudad, editorial,  año y página:
Kouchoukos NT, Wareing TH. Management of complications of aortic surgery. In: Waldhausen JA, Orringer MB, eds. Complications in Cardiothoracic Surgery. 1st ed. St. Louis, MO: Mosby; 1991:224-236.

Estos son los apartados básicos de una tesis, de todas maneras, no nos hemos de olvidar que lo primero que debemos de hacer cuando queramos hacer una tesis, es ver cuál es nuestro director, y en qué universidad la vamos a presentar. Es importante conocer en esta determinada universidad las normas de presentación de tesis del comité científico y de investigación. Por ejemplo hay universidades que en su protocolo de tesis requieren, primero de todo, una introducción en la que se introducen todos los datos de estudios básicos, anatómicos, etc., que también podrían estar en material y métodos. Otras piden un apartado en el que se justifique el estudio y se llama justificación del estudio pasando a un  tercer apartado la hipótesis. Hay comités que siempre piden hipótesis nula e hipótesis alternativa, otros solamente hipótesis general. Otros protocolos quieren que se incluya un apartado de objetivos aparte, no dentro de la introducción, que es lo más habitual. Otras un apartado de estudio estadístico, aparte de material y métodos, que sería para darle relevancia, especificando muy bien que estudio estadístico es, etc. Pero creemos que lo lógico es que este incluido en el material y métodos, aunque queramos darle importancia. A continuación, los resultados, las conclusiones y la bibliografía. Cada universidad puede tener sus peculiaridades y conocerlas previamente facilita las cosas incluso hay universidades que cuando se presenta una tesis quieren también que el propio autor haga una autocrítica de su tesis y de las limitaciones de la misma. Hay otros protocolos que exigen un apartado final de perspectivas de futuro…

Para ir concluyendo podemos afirmar que los apartados básicos de una tesis doctoral son la introducción que contiene la hipótesis, y que puede incluir también los objetivos. El material y métodos en el que se desarrolla todo lo que utilizaremos para hacer este trabajo y también se explica cómo lo valoraremos, el tercer apartado que serán los resultados, después la discusión de estos grupos y de estos resultados, y de esta discusión saldrá el apartado  que serán las conclusiones y un sexto apartado que será la bibliografía.

Por último, quisiera comentar que cuando toca redactar la tesis, parece un trabajo inabordable y da mucha pereza, pero si en vez de querer tenerlo todo en la cabeza antes de empezar a escribir, que así no empezaremos nunca, vamos escribiendo cada apartado y cada subapartado por separado, es mucho más sencillo y al final ya los juntaremos.

También quería profundizar en la idea de ordenar nuestra actividad curricular que a la larga dará sus frutos y si tenemos la responsabilidad de dirigir un servicio es importante ordenar la actividad investigadora en líneas de investigación, pedir becas FIS e involucrar a todos los miembros del servicio. Parece una actividad ardua y difícil pero no lo es si es un enfoque para toda nuestra vida profesional y a medio plazo nos sorprenderán los frutos obtenidos.

 

Bibliografía

1. Real Decreto 99/2011, de 28 de enero, por el que se regulan las enseñanzas oficiales de doctorado I. Disposiciones generales ministerio de educación.  Ley  Orgánica 6/2001, de 21 de diciembre, de Universidades, en su nueva redacción dada por la Ley Orgánica 4/2007, de 12 de abril,Boletín Oficial del Estado Núm. 35 Jueves 10 de febrero de 2011 Sec. I. Pág. 13909
2. Declaración de Bolonia. 19 de Junio de 1999..Declaración conjunta de los Ministros Europeos de Educación reunidos en Bolonia, junio 1999
3. La integración del Sistema Universitario Español en el Espacio Europeo de Enseñanza Superior. Documento marco presentado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte el 10 de febrero de 2003
4. Ley Orgánica de Universidades (L.O.U. 2001)
5. Ley Orgánica de Universidades, modificada por la LO 4/2007 

Páginas Web de consulta:
http://cirugia-estetica-catedra-bolonia.es
http://www.amamanualofstyle.com/
http://www.nlm.nih.gov/services/indexmedicus.html
http://www.metodoinvestigacion.wordpress.com/

III – Tesis doctoral por compendio de publicaciones

Una muy buena noticia es que las universidades se han dado cuenta que para adquirir más prestigio en el Ranking de universidades necesitan que sus doctorandos publiquen sus estudios en revistas indexadas con factor de impacto. Por ello en la actualidad se puede adquirir el grado de Doctor mediante la presentación de un proyecto de tesis y dos publicaciones indexadas relacionadas con el tema de la tesis.

Las normas son parecidas de una universidad a otra, pero a modo de ejemplo expongo las normas de mi universidad que es la Universitat Internacional de Catalunya.

Modalidad de la Tesis por Compendio de Publcaciones. Universitat Internacional de Catalunya U.I.C.

Para la presentación de una tesis en la modalidad de compendio de publicaciones. (1)

a) Se deberá disponer de un mínimo de dos publicaciones.

b) Ser primer autor, como mínimo, en una de las publicaciones presentadas.

c) Que estos trabajos hayan sido publicados o aceptados para su publicación con posterioridad a la fecha de inscripción del Proyecto de Tesis.

d) Que las publicaciones que configuran la tesis doctoral no hayan sido utilizadas en tesis anteriores.

e) Que los trabajos presentados, además de tener valor científico por sí mismos, configuren juntos una unidad científica. La persona candidata debe ser capaz de establecer un hilo conductor como para plantear una tesis

Científica unitaria con un valor más amplio que la suma de los distintos trabajos presentados independientes entre sí.

Las tesis doctorales presentadas como compendio de publicaciones deberán contener los apartados siguientes:

a) Una introducción general en la que se presenten los trabajos y que plantee una nueva hipótesis metodológica relativa a esos trabajos en su conjunto; un resumen global de los objetivos de la investigación,de la discusión de los resultados y de las conclusiones finales.

b) Una copia completa de los trabajos (artículos, libros o capítulos de libros). Deberá constar necesariamente la referencia completa de los trabajos, los datos personales de todos los autores y la revista en la que se han publicado (o, en su caso, la carta de aceptación). Cuando el primer autor de un artículo quiere que forme parte de su tesis, ha de solicitar la renuncia a los otros autores del mismo a incluir ese artículo en otra tesis. Cuando un doctorando quiere incluir un artículo en el cual firma como segundo, tercer… autor, ha de solicitar al primer autor que renuncie a publicar el artículo como parte de su tesis por compendio de publicaciones.

Criterios para admitir una tesis doctoral en modalidad de Compendio de Publicaciones

1. Las publicaciones presentadas han de corresponder a una misma unidad temática.

2. El doctorando ha de aportar un mínimo de 2 trabajos originales, ya sean publicados o aceptados para su publicación, de los cuales se autor. Como mínimo, ha de ser primer firmante de uno de los trabajos.

3. Las revistas donde estén publicados (o hayan sido aceptados para su publicación) han de estar indexadas en ISI (JCR, Thomson Reuters) o Medline (US National Library of Medicine. National Institute of Health). El trabajo que presente el doctorando como primer firmante deberá estar en una revista indexada en ISI.

4. Los trabajos que aporte el doctorando como primer firmante no podrán formar parte de otra tesis.

5. La tesis tiene que incluir una introducción general y la presentación de cada uno de los trabajos en forma de objetivos y resultados. Finalmente, tiene que haber una discusión conjunta de las conclusiones que se han obtenido.

6. Ningún coautor de los trabajos que se presenten como parte del texto de la tesis podrá ser nombrado miembro del Tribunal que ha de juzgar la tesis.

7. Una vez que el Comité de Admisión al Período de Investigación haya comprobado que se cumplen estos criterios, emitirá un informe favorable a la Comisión de Doctorado de la UIC, que será finalmente quien autorice la presentación de la tesis doctoral por compendio de publicaciones.

 

Bibliografía
1. Según Normativa de los Estudios de Doctorado de la Universitat Internacional de Catalunya regulados por el RD 1393/07. Aprobada por la Junta de Gobierno en sesión de 16 de noviembre de 2009.Articulo III.2

2. Aprobado por el Comité de Admisión en sesión de 27 de noviembre de 2009 y ratificado por la Comisión de Doctorado el 14 de diciembre de 2009 .

IV – Doctorado europeo

El comité de las conferencias nacionales de rectores que en España se llama Consejo de Universidades llegó a la conclusión que era necesario conseguir la nomenclatura de Doctorado Europeo en esta Europa unida en donde los ciudadanos se puedan desplazar de un país a otro ejerciendo su profesión. Debemos conocer cuáles son las características necesarias para poder realizarlo. Este conocimiento lo debemos tener también los jefes de servicio y profesores que dirijamos las tesis doctorales de los MIR. El otro día un residente de otro servicio me vino a preguntar como tenía que hacer la tesis doctoral, se lo expliqué y dije que también podía después, a la hora de leerla, presentarla como doctorado europeo, le dije las condiciones y me dijo que ya no puede estar 3 meses en un centro extranjero vinculado con una Universidad porque ya había visitado dos centros, un mes en cada uno, y que su  jefe no le había dicho  nada de todo esto.

Es muy importante que seamos conscientes de que debemos informar bien a nuestros residentes y darles las facilidades para que puedan hacer un curriculum suficiente para después poder optar a plazas dentro de la Unión Europea ya que en los otros países hay gente muy preparada y hemos de conseguir también que nuestros cirujanos plásticos así lo estén.

El Real Decreto 56/2005 del 21 de enero ya describe de que formas se regulan los estudios oficiales universitarios de postgrado, también se complementa con el Real Decreto 1393/2007 del 29 de Octubre donde se establece la ordenación de las enseñanzas universitarias oficiales. En el artículo 22 especifica la mención europea en el título de Doctor. En el Real Decreto 99/2011 del 28 de enero se regula las enseñanzas oficiales de doctorado y en el artículo 15 explican la mención internacional en el título de Doctor.

En este capítulo exponemos los puntos básicos que se deben conocer para lograr el Doctorado Europeo.

Los requisitos para obtener el Doctorado Europeo los podíamos definir en los siguientes apartados, en primer lugar, el doctorando que vaya a hacer la tesis doctoral y que luego quiera optar a Doctorado Europeo, tiene que estar como mínimo durante 3 meses fuera de España en una institución de enseñanza superior o centro de investigación cursando una estancia formativa que tenga relación con el tema que será después el trabajo de investigación de su tesis doctoral.

Una vez hecha esta tesis doctoral debe ir informada con unos informes favorables de dos profesores doctores pertenecientes a hospitales o universidades de estados de la Unión Europea distintos al estado en el que se realiza la tesis doctoral. Estos informes deben explicar que este trabajo reúne las condiciones para poder optar al grado de Doctor. Otro apartado importante es que uno de los miembros del tribunal que ha de juzgar la tesis doctoral tendrá que pertenecer a otro estado miembro de la Unión Europea distinto al estado en el  que se vaya a realizar la tesis, y este profesor extranjero invitado no puede ser uno de los que ha hecho antes los informes favorables. También es muy importante que la tesis doctoral tenga al menos dos o tres partes escritas en una lengua oficial de la Unión Europea, distinta a la lengua en la que se ha redactado la tesis del país donde se va a leer. Normalmente se recomienda que sea el resumen y las conclusiones los que sean en la lengua distinta a la que se ha redactado todo el resto de la tesis.

Como resumen podríamos decir que la defensa de la tesis se realiza en la Universidad en la que el doctorando se ha inscrito para realizar el doctorado. Debe tener dos informes de dos profesores de estados distintos Europeos al estado en el que se lee la tesis, además a la hora de la lectura de la tesis un miembro del tribunal tiene que ser un profesor de otro estado europeo, pero no puede ser uno de los que ha hecho los informes favorables y además esta tesis tiene dos apartados, que yo recomendaría que fueran el resumen y las conclusiones, redactados en otro idioma oficial que el resto de la tesis. Con todos estos requisitos se puede optar al Doctorado Europeo.

Es muy importante a la hora de realizar toda la parte burocrática atender a los requisitos que le exigen en su universidad de origen para presentar la solicitud ya que existen pequeñas modificaciones de una universidad a otra.

Con todo ello volvemos a la línea del principio, animamos a los residentes españoles que a partir de 3er año de residencia los que han entrado por vía MIR ya no necesitan hacer los cursos de doctorado y ya pueden optar a realizar la tesis doctoral. Esa tesis doctoral puede ser una línea de investigación del departamento, con lo cual enriquecerán al departamento, y ellos también se vincularán y crecerán dentro del departamento, y además esta tesis doctoral puede ser presentada con dos publicaciones con Factor de Impacto (1-2), con lo cual no hará falta redactar un gran tratado y podrán optar a la tesis doctoral con dos publicaciones en dos revistas que tengan Peer Review y Impact Factor. Después deberán realizar una presentación con una breve introducción y luego redactar este resumen y estas conclusiones en una lengua distinta para así además optar al Doctorado Europeo y convertirse en unos cirujanos plásticos competitivos, dentro del Espacio Europeo de Educación Superior.

 

Bibliografía:

1. Serra Renom JM. Tesis Doctoral Cirugía Estética Plástica. AECEP. Vol 13:54. 2011.
2. Serra Renom JM. Master of plastic, aesthetic and reconstructive surgery. Vol: 114,2012

V – La docencia de la cirugía estética. Necesidad de la creación de cátedras de cirugía plástica y estética en España

En España, la docencia de la cirugía estética se ha realizado, durante años, a través de la sociedad científica a la que pertenecían sus miembros y con la organización de cursos y congresos, vetando la asistencia o participación a los mismos de médicos de otras especialidades como medida para luchar contra el intrusismo. Esta medida que en su momento podía ser la correcta, en la actualidad hay que estar presente en los masters que se pondrán en marcha en las distintas universidades de nuestro país y extranjeras cuando el Proyecto Bolonia sea una realidad.

La Universidad encargada por la sociedad de la difusión del conocimiento y   la transferencia de estos a la propia sociedad, es una fuente de riqueza, no solo material, tecnológica y científica, sino también cultural y humana.

Es evidente que el principal reto de la universidad es adaptarse a los cambios que la sociedad le exige, tanto en relación con las enseñanzas que imparte como en la investigación que realiza. Si algo caracteriza a la universidad es su aproximación crítica y científica al conocimiento.

El cambio fundamental de la universidad moderna fue la creación de la Universidad de Berlín a principios del siglo XIX siguiendo las ideas de Humboldt que significó el principio de la aproximación de la universidad a la sociedad.(1)

En la actualidad han ocurrido dos hechos de capital importancia y simultáneas en el tiempo que cambiarán la docencia en el futuro y en el que los cirujanos estéticos hemos de participar: En primer lugar, la creación de Agencias de Acreditación, en segundo lugar el Proyecto Bolonia. (2,3 4)

La Agencia de Acreditación nacional se llama ANECA (Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación) y hay las correspondientes en cada autonomía, en Cataluña se llama AQU (Agencia de la Qualitat Universitaria).

En las Agencias de Acreditación se valoran las distintas Universidades, Facultades y los distintos títulos que pueden impartir siguiendo unos parámetros objetivos, y asimismo se valoran los distintos currículos para la obtención de las categorías del profesorado, mediante un baremo establecido y valorado por un comité imparcial no vinculado a la universidad que saca una plaza a concurso- oposición. Ya se ha terminado la creación de una plaza dentro de un servicio vinculada a una asignatura troncal y muchas veces a dedo, que hacía muy difícil la carrera universitaria para los cirujanos plásticos. La universidad que necesite un determinado profesor sacará la oposición a concurso y solo podrán concursar personas que hayan obtenido la acreditación correspondiente.

Todas las agencias de acreditación, tanto nacional como autonómicas, siguen baremos parecidos: Para optar a la categoría de Profesor Lector hay que tener la tesis doctoral leída, para optar a la categoría de Profesor Titular o categoría de investigación hay que tener el grado de doctor, más de 20 publicaciones con Impact Factor, y al menos un proyecto de investigación financiado por el fondo de investigación sanitaria. Para la categoría de Catedrático hay que ser doctor, tener grado de profesor titular o grado de investigación, y luego hay que acreditarse en la categoría de catedrático o de investigación avanzada que para ello hacen falta 40 publicaciones con Impact factor, haber dirigido 10 tesis doctorales, tener patentes registradas, tener libros registrados y tener como mínimo dos proyectos de investigación subvencionados por el fondo de investigación sanitaria de la seguridad social o de la fundación Carlos III.

La universidad que necesite una determinada plaza podrá convocar un concurso oposición al que solo podrán presentarse médicos acreditados. Por otro lado, las universidades podrán ser públicas o privadas, pero tendrán que tener todas ellas un número de profesores acreditados, como mínimo el 50% doctores y de estos algunos tienen que tener la acreditación de catedrático. Estos baremos son aproximados para cada agencia de acreditación, pero en la página Web de cada agencia se especifican más concretamente. (5,6)

 Por otro lado, es muy importante la reforma que supone el proyecto Bolonia, el cambio de actitud en la docencia, el profesor se ocupa de que el alumno aprenda, ya no expone la lección magistral en un aula repleta y que el alumno asimile lo que quiera, sino que le preocupa que el alumno aprenda y que aprenda a  aprender y para siempre.

 Las carreras universitarias se dividen en dos estadios, el primer estadio o llamado Grado que es de tres años excepto la carrera de medicina ya que la Asamblea de Decanos decidió que el grado en la carrera de medicina, siguiera siendo de seis años. , y el segundo estadio o llamado Master que es de dos años, (7, 8,9).

Vamos a centrarnos en el master que debe formar parte de la actividad docente e investigadora del cirujano estético. El master es necesario para obtener el grado de doctor una vez leída la tesis doctoral.

En el documento marco del Ministerio de Educación se definen los objetivos de los Masters: “Sus objetivos formativos del master serán más específicos que los de grado y deberán estar orientados hacia una mayor profundización, posibilitando un desarrollo académico disciplinario e interdisciplinario de especialización científica, de orientación a la investigación o de formación profesional avanzada”

 La carrera de medicina tiene bastantes áreas compartidas, comunes a varias especialidades, pero hemos de ser consciente de ello para poder defender nuestra especialidad y ser los cirujanos plásticos los docentes de la cirugía estética dentro de la Universidad y hemos de acreditarnos y ser los directores de los Masters relacionados con la cirugía estética. El motivo de esta exposición es recalcar que la existencia de los masters será una realidad. Los masters los ofrecerán las universidades tanto públicas como privadas y tendrán un director que será profesor titular o catedrático de la universidad que ofrezca el Master y varios profesores que tendrán que ser doctores, es decir con tesis doctoral leída. Antes las especialidades defendían sus áreas de competencia a través de las Comisiones Nacionales y también a través de sociedades científicas, hoy la universidad es abierta y los masters serán multidisciplinarios y estarán abiertos a las personas que posean el Grado. (10,11)

Los masters no tienen, por ahora, vinculación directa con la docencia oficial de la especialidad vía MIR. Están vinculados a las universidades y forman parte del proyecto Bolonia y nosotros los cirujanos plásticos debemos luchar para ser los encargados de su dirección y coordinación y por tanto debemos prepararnos para obtener los grados de profesorado correspondientes que nos permitan ser los profesores y directores de los masters  relacionados con nuestra especialidad y por supuesto los de cirugía estética.

 En la conferencia de Berlín, celebrada por todos los ministros europeos de educación superior el 17 de septiembre de 2003 se destacó la importancia de los estudios europeos de postgrado como los principales elementos para reforzar la educación superior en el contexto internacional.(4) Esta nueva regulación de los estudios de postgrados favorece la colaboración entre departamentos de una misma universidad y entre universidades de distintos países, para que puedan organizar conjuntamente programas de postgrado. Además hay que tener en cuenta que las universidades se prestigiaran cuanto mayor sea la calidad de sus masters, y además estos masters serán libres y para el acceso a los mismos solo será necesario la posesión del título de grado y pagar la matrícula correspondiente. La valoración de los programas de postgrado se realizará de la forma que establece cada universidad, propuesta por una comisión de estudios de postgrado y la aprobación por el consejo de gobierno de la universidad. Su implantación requerirá unos informes previos favorables de la Agencia de Acreditación de la comunidad autónoma correspondiente o en su caso de la Agencia de Acreditación del estado correspondiente. Hemos de tener en cuenta que no dependerá de la Sociedad Científica de una determinada especialidad, serán las universidades que con sus programas oficiales de postgrado quienes establecerán las líneas de investigación de cada una de ellas y los criterios de admisión y selección del alumnado.

 Los cirujanos plásticos tenemos la posibilidad y sobretodo la obligación de desarrollar los masters que son propios de nuestra especialidad. Ahora ha llegado el momento de defender nuestra especialidad con peso específico, eso quiere decir, que los cirujanos plásticos tenemos que empezar a optar por la docencia y la carrera universitaria por la vía curricular puesto que somos una especialidad científica. Ahora tenemos la posibilidad que ofrecen estas agencias de acreditación, con las publicaciones científicas indexadas, con la dirección de tesis doctorales, y con los proyectos de investigación subvencionados. Y este es el camino que hemos de optar los cirujanos plásticos. Si los cirujanos plásticos no ocupamos esta parcela en la universidad, los masters de medicina estética y de cirugía estética y también de cirugía plástica, se desarrollaran por profesores de otras especialidades Hemos de tener en cuenta que los masters de medicina estética y de cirugía estética tendrán mucho predicamento y tendrán una matrícula alta, y prestigiarán mucho a la universidad que de un buen master de estas materias.

Dentro de la medicina estética vemos que es el cirujano plástico el que debe explicar cómo aplicar la toxina botulínica, ya que es el que conoce la mímica y la musculatura facial, el estudio anatómico de la musculatura de la cara, de los músculos agonistas y antagonistas. Las aplicaciones de ácido hialurónico han sido desarrolladas por los cirujanos plásticos, las técnicas de lipofilling de grasa enriquecidas con los factores de crecimiento plaquetario, así como el tratamiento de los pacientes con lipodistrofia. También en toda el área de la cirugía estética vemos que es el cirujano plástico el que tiene que dirigir los masters de rinoplastia, blefaroplastia, oculoplástica, de rejuvenecimiento facial con técnicas invasivas o no invasivas, así mismo en la cirugía plástica y reparadora, los masters de microcirugía ,cirugía reparadora de cabeza y cuello, masters de reconstrucción de extremidades, masters en cirugía de la mano, masters en reconstrucción mamaria, colaborando también, en un nivel alto en los master multidisciplinarios, y para ello el cirujano plástico debe estar acreditado dentro del profesorado de la docencia universitaria.(12)

Ahora ya no hay excusas con la dificultad de poder optar a plazas universitarias dentro de las asignaturas troncales ya que las agencias de acreditación evalúan cada currículo independiente y con el baremo establecido. Acreditarse y dirigir los masters de nuestra especialidad es el camino… De no ser así, después nos arrepentiremos, pero será tarde.

 

Bibliografía:

1. Von Humboldt, Alexander Fresher (Friedrich Wilhelm Heinric) (1769-1859). Naturalista alemán que hizo de la observación su metodología científica.
2. Declaración de Bolonia. 19 de Junio de 1999…Declaración conjunta de los Ministros Europeos de Educación reunidos en Bolonia, junio 1999.
3. Carta Magna de las universidades europeas .Suscrita por los Rectores de las Universidades europeas, reunidos en Bolonia, con motivo del IX Centenario de su Universidad. Bolonia, septiembre 1988.
4. Declaración de Berlín 19 de Septiembre de 2.003. Nuevo comunicado de la Conferencia de Ministros Europeos para la convergencia en el Proyecto Bolonia en el año 2010.
5. http://www.aneca.es
6. http://www.aqu.cat
7. Ley Orgánica de Universidades (L.O.U. 2001)
8. Ley Orgánica de Universidades, modificada por la LO 4/2007,
9. Llei 1/2003, de 19 de febrer, d’universitats de Catalunya.
10. Conferencia Nacional de Decanos de Facultades de Medicina (Madrid, 10 de Junio de 2003)
11. Comisión de Medicina para la Convergencia Europea -COMECE- Zaragoza 10 de Junio de 2003
12. http://cirugia-estetica-catedra-bolonia.es

VI – Master universitario de cirugía plástica, reparadora y estética

Para que la Cirugía Plástica adquiera el lugar que le corresponde dentro de la sociedad y abarcar el ejercicio profesional y la enseñanza de todas las materias que le son propias, debe ocupar su espacio docente dentro de la Universidad.

Así mismo las Sociedades Científicas de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora deben promover la creación de los Master en los campos propias de nuestra especialidad.

Nuestra especialidad es de disposición horizontal y tiene puntos en común con todas las especialidades que se ocupan de las distintas áreas de la envoltura corporal y ello puede ocasionar que sean estas especialidades, que ya tienen docentes en la universidad , las que lleven a cabo los Masters de áreas de nuestra especialidad, y ello sería el peor mal que podría ocurrir para nuestra especialidad. Debemos darnos cuenta que este es el camino y que los cirujanos plásticos jóvenes han de orientar su actividad asistencial, docente e investigadora que produzca actividad científica cualificada que les permita avanzar dentro de una carrera universitaria  y poder ser los docentes de los master de cirugía plástica, estética y reparadora. 

La Universidad genéricamente y desde su nacimiento, simboliza la vocación por la enseñanza y el deseo de aprender. El fin primordial de la Universidad es garantizar una formación profesional específica y una formación cultural integral del individuo. Es una institución que aspira a elevar el tono intelectual y cultural de la sociedad, a cultivar el alma colectiva, y a influir positivamente tanto en la vida privada como en la profesional. Si se hace un repaso a las más recientes reflexiones sobre el significado de la Universidad en nuestra sociedad, es en el año 1988 cuando se firma en Bolonia la Magna Charta Universitatum. (10) En este documento los rectores de las universidades europeas hacían un análisis sobre la esencia de la Universidad, justo en el momento en que comenzaba a fraguarse la Unión Europea en su concepción actual. Diez años después de la Magna Charta Universitatum se publica la Declaración Mundial sobre Educación Superior para el siglo XXI, resultado de la Conferencia Mundial sobre Educación Superior de la UNESCO (París 5-9 Octubre 1998) (11)

Como resumen de este documento podría concluirse que la Universidad, a través de la difusión del conocimiento, la creación de nuevos conocimientos y la transferencia de estos a la sociedad, es una fuente de riqueza (no sólo material, tecnológica y científica, sino también cultural y humana), para la sociedad en la que desarrolla sus actividades. Es evidente que el principal reto de la Universidad es adaptarse a los cambios que la sociedad le exige, tanto en relación con las enseñanzas que imparte como a la investigación que realiza. Si algo caracteriza a la Universidad es su aproximación crítica y científica al conocimiento, de manera que los cambios y adaptaciones que se produzcan no pueden ser arbitrarios sino fundamentados.

La situación de cambio que vive la Universidad actual no es nueva. El desarrollo de los conocimientos técnicos por los artesanos de la Baja Edad Media provocó la primera gran crisis universitaria. Por aquellas fechas la Universidad escolástica seguía dedicándose a la teología y a la especulación filosófica, mientras que los nuevos conocimientos obtenidos mediante la observación y la experimentación se abrían paso con una fuerza arrolladora en las Academias. En este caso, la Universidad, aferrada a los saberes tradicionales y a la formación de funcionarios para los nuevos estados, se quedaba notoriamente retrasada respecto a las demandas de una sociedad más activa e innovadora. La revolución científica, al igual que ya ocurriera con el movimiento humanístico previo del Renacimiento, empezó al margen de los claustros universitarios. La Universidad, dedicada a la preparación de profesionales tardó en atender al desarrollo de las tareas de investigación, al estudio de la cultura clásica y de sus valores éticos y humanísticos.

La creación de la Universidad de Berlín a principios del siglo XIX, siguiendo las ideas de Humboldt (12) incorporó la investigación como una actividad fundamental y de esta manera los profesores universitarios fueron los principales protagonistas del proceso de institucionalización, desarrollo y expansión de la actividad científica. Esta etapa de la actividad universitaria coincidió con la intervención sistemática de los gobiernos nacionales en las universidades. La Universidad, además de una institución para crear y propagar el conocimiento, se convertía en el referente de un sistema de basado en los méritos personales, una vez descartado por injusto e ineficaz el sistema aristocrático.

En la actualidad estamos probablemente ante una nueva transformación de la Universidad. Nos encontramos en un mundo en rápido cambio, con el desarrollo continuo de nuevos conocimientos y técnicas, que, a su vez plantean nuevas cuestiones éticas y sociales. Por un lado se genera una mayor necesidad de formación especializada en la población; por otro, los conocimientos que se obtienen durante el periodo de formación universitaria quedan anticuados con rapidez. Además, la “sociedad de la información” está transformando los métodos de adquisición de conocimientos, la naturaleza del trabajo y la organización de la producción, todo ello dentro de un mundo cada vez más interrelacionado, que tienden a la globalización. La Universidad debe dar respuesta a estos cambios, o acabarán surgiendo iniciativas de otras fuerzas sociales que buscarán su lugar dentro del sistema educativo superior, desplazando a la propia Universidad. Aspectos fundamentales como el número, la selección y la financiación de los alumnos, los objetivos y los contenidos de los planes de enseñanza, la integración de estos en el espacio educativo europeo, las demandas del mercado de trabajo, los nuevos métodos de enseñanza (“campus virtual”, “docencia no presencial” “university without walls”), la formación continuada de los Profesores, la carrera académica, la planificación de las necesidades docentes e investigadoras, la financiación de la investigación, la integración de la industria privada o de patrocinadores externos en la Universidad, los modelos de organización y gestión de las universidades, el control de calidad de la docencia, de la asistencia (en el caso de la Medicina), de la investigación, la competitividad entre universidades para captar alumnos y financiación, el valor específico en el mercado de trabajo de los títulos que otorga una determinada Universidad, las redes universitarias, las relaciones entre los ministerios de Educación y Sanidad en el Gobierno central o a través de sus homólogos en cada Comunidad Autónoma, en relación con los Hospitales Universitarios, etc., deben ser analizados en detalle por los miembros de la Comunidad Universitaria y las Administraciones competentes para poder dar una respuesta adecuada a un mundo tan cambiante, científicamente productivo y globalmente interrelacionado.

Con el Proyecto Bolonia y con la creación del Espacio Europeo de Educación Superior, aparecerán Master de todas las disciplinas ,El objetivo de este trabajo es una llamada de atención a los cirujanos plásticos españoles para que no den la espalda a la universidad y orienten su actividad profesional para poder ir subiendo escalones en la docencia dentro de la facultad de medicina. Mediante la realización de la tesis doctoral, publicando en revistas con factor de impacto… El Proyecto Bolonia y las Agencias de Acreditación nos han abierto el camino. Todos en nuestra actividad profesional a lo largo de nuestra vida realizamos actividad asistencial que la preparamos con muchas horas de estudio, actividad docente que la realizamos con nuestros colaboradores y residentes y actividad investigadora cada vez que practicamos una modificación de una determinada técnica que la evidencia nos demuestra que a nosotros nos funciona mejor y todo ello mediante el estudio en las mas prestigiosas revistas de nuestra especialidad y efectuando una buena y ordenada  recogida iconográfica.
Para que un Master Universitario sea oficial dentro del Espacio Europeo de Educación Superior el 80 % de sus profesores tienen que ser doctores es decir haber realizado la tesis doctoral.

Si nuestra Sociedad Científica está llena de Doctores y Profesores Universitarios, seremos nosotros los que impartiremos los Masters Universitarios de nuestra especialidad y está es la mejor defensa.

Para conocer las necesidades que se precisan para la elaboración de un master oficial debemos conocer el Real Decreto 1393/2007,del 29 de octubre, por el que se establece la ordenación de las enseñanzas oficiales, modificado por el Real Decreto 861/2010, del 2 de julio.

El máster oficial consta de 60 o de 120 créditos ECTS (European Credit Transfer System). El Real Decreto 1393/2007 permite que la experiencia laboral y profesional acreditada por la persona que solicita la admisión al máster pueda convalidarle algunos créditos. El número de créditos que se puedan convalidar nunca puede acceder al 15 % del total de créditos del máster. Cuando queramos estructurar un máster es muy importante el plan de estudio que queramos elaborar. Para el máster el plan de estudio puede tener 60 o 120 créditos, es decir, 1 o 2 años de actividad y en estos créditos tiene que estar contenida toda la información teórica y práctica que se tienen que adquirir (asistencia a clase magistral, prácticas, trabajo propio del estudiante, trabajo de fin de máster, actividades de evaluación, etc). El trabajo de fin de máster puede ir desde 6 a 30 créditos no más. Cuando se elabora un máster y se quiere un reconocimiento oficial hay que describir muy claramente los créditos ECTS como los vamos a distribuir se considera que como mínimo los créditos ECTS tienen que 10 horas de trabajo dirigido por el profesor y luego 15h de trabajo del propio alumno. Es muy importante decir cuántos créditos son de formación básica y en qué modo o materias se destinarán, cuantos de formación orientativa, formación de prácticas externas.  Es muy importante en los Masters de cirugía plástica organizar muy bien las prácticas externas. Estas deben estructurarse con una información suficiente y con el número de créditos que estén destinados, la tipología de identidades colaboradores, si son clínicas privadas, si son hospitales públicos, las funciones que se llevan a término en estas prácticas y la forma de evaluación prevista de estas prácticas externas.

Es importante también establecer convenios y acuerdos con las identidades externas(Clínicas privadas , hospitales públicos…) a la universidad que da el máster si queremos realmente que el máster sea oficial. Es muy importante que estas prácticas las expongan de mecanismo y estructuras adecuada para que los alumnos adquieran los objetivos y las competencias que son propias de un máster y estas son las que habilitan para el ejercicio profesional posterior, es muy importante describir que equipos de médicos especialistas se encargaran de estos alumnos y que nivel tienen estos profesionales y estas tutorías. Ademas pueden participar diversas universidades europeas y distintos hospitales.

También es importante a la hora de solicitar un máster dentro del marco EEES (Espacio Europeo de Educación Superior) el trabajo de fin de máster que tiene que ser un proyecto orientado al desarrollo de la investigación o de una innovación en el campo profesional. El estudiante ha de conseguir integrar y aplicar con criterio profesional creativo e innovador las competencias adquiridas a lo largo del máster. A nivel de la evaluación de un máster se considera que el trabajo de fin de máster es la clave que muestra el nivel de formación adquirida de los estudiantes de un determinado máster y puede llegar a suponer el 20% del total del plan de estudios en determinados másters sobretodo de especialidades quirúrgicas. La importancia de su diseño, desarrollo, su revisión y evaluación queda patente en el análisis de los diferentes documentos que se aportan a nivel internacional sobre los trabajos de fin de máster. Es también muy útil enfocar este trabajo de fin de máster hacia la tesina o posible tesis doctoral y que además esta puede ser presentada como se ha dicho ya en los artículos que hemos escrito en este apartado de la revista AECEP sobretodo en el que explicábamos como para elaborar una tesis doctoral mediante dos publicaciones en una revista indexada con “peer review” ya que así además prestigia no solamente al estudiante que ha realizado el máster sino también prestigia a la propia universidad y además la acredita a nivel internacional.

Es un granito de arena más en la acreditación de la universidad que imparte este máster. Cuando se quiere elaborar un máster es muy importante especificar que profesores, que personal va hacer la docencia en este máster para que sea oficial dentro del proyecto Bolonia y con validez en todo el Espacio Europeo de Educación Superior, el 80% del profesorado deben ser doctores. El profesor académico debe estar disponible el tiempo suficiente debe ser adecuado al número de estudiantes y a las características del título. Cuando se solicita un máster hay que especificar que profesores van a llevar a  término este máster y de ellos hay que decir su título académico sin son doctores, si son licenciados, si son profesores. Que acreditación académica tienen y categoría dentro de la universidad. Que dedicación temporal podrán dedicar al máster. Y cual es dentro del máster su aérea de conocimiento específico. Por supuesto hay que incluir también los recursos materiales disponibles para poder llevar a cabo este máster, hacer un buen calendario, condiciones de uso de las instalaciones que tendremos y sitios donde se realizarán las prácticas y a qué derecho tendrán los alumnos cuando quieran realizar estas prácticas. No vamos a entrar, porque no lo permite la longitud del trabajo, en los procedimientos de evaluación y tampoco en las mejoras de la cualidad del enseñamiento y del profesorado, así como las auditorias que hay que realizar para valorar el resultado del aprendizaje de un determinado máster. De todo ello a la hora de planificar un máster hay que revisar la política de objetivos y de cualidad de formación que es el programa AUDIT, y los procedimientos para seguir la cualidad ENQA 2005. Al planificar un máster debemos estudiar el Real Decreto 1393/2007 del 29 de Octubre por el que se establece la ordenación de las enseñanzas universitarias  oficiales (modificado por el Real Decreto 861/2010 del 2 de Julio) tampoco debemos olvidar que el artículo 4 de este Real Decreto dice que los efectos de los títulos universitarios regulados en la presente Real Decreto dan carácter oficial y validez en todo el territorio nacional, surtirán efectos académicos plenos y habilitarán en su caso a la realización de actividades de carácter profesional reguladas de acuerdo con la normativa que en cada caso regule el resultado de la aplicación. Es por ello que es muy importante que los masters universitarios no compitan con los títulos de especialidad porque entonces son ilegales. No olvidemos que en esta ley hay una disposición adicional décima referidas a los títulos especialistas de la salud, y dice lo siguiente:

Apartado 1. Los títulos universitarios de master no podrán inducir a confusión ni coincidir en su denominación y contenidos con los de las especialidades oficiales. Artículo 3 de la ley 44/2003 del 21 de Noviembre de ordenación profesionales sanitarias.

VII – Evaluación de la actividad investigador

En Cirugía Plástica, como ocurre en el ámbito médico en general, uno de los aspectos fundamentales del curriculum vitae es la actividad investigadora y la transferencia de resultados.

La evaluación de estas actividades no sólo es un criterio necesario en el campo docente o universitario, sino que se ha convertido en un método de selección objetivo con gran valor en los procesos de admisión para la participación en fellowships, becas o subvenciones, premios, complementos salariales o incluso en concursos y oposiciones para optar a plazas hospitalarias.

La actividad investigadora incluye estancias de formación, la realización de proyectos de financiación competitiva, el desarrollo y registro de patentes… sin embargo son las publicaciones en revistas especializadas las que tienen un mayor peso en el proceso de evaluación.

Pero, ¿tienen todas las publicaciones o las revistas el mismo valor y la misma repercusión? ¿cómo comparar dos científicos con el mismo número de publicaciones? Para poder solucionar estas dudas, se han creado distintos índices e indicadores bibliométricos basados tanto en aspectos cuantitativos o de productividad, como cualitativos o de impacto. Es importante destacar que  los indicadores cualitativos no son siempre sinónimo de calidad, ya que trabajos que traten temas de gran actualidad e interés, lo que se conoce como “hot-topics”, tenderán a tener un mayor impacto. Un ejemplo reciente en nuestra especialidad, es la inyección de grasa o lipofilling y sus distintas aplicaciones.

Intentaremos en este artículo identificar y describir de forma sintética, aquellos parámetros que se usan con mayor frecuencia en los procesos de evaluación de la actividad investigadora, relacionados tanto con las revistas como con las publicaciones.

a) La Revista
Factor de Impacto
Se publica anualmente en un informe elaborado por el Institute for Scientific Information(ISI), llamado Journal Citation Report (JCR).

El FI pretende valorar el número de citas que recibe una revista, teniendo en cuenta el número de artículos publicados en la misma en los dos años anteriores (1). De este modo el FI de nuestra revista en 2013 se calcularía:

FI (2013)=  Citas recibidas en el año 2013 de los articulos publicados en 2011 y 2012 / Total de artículos publicados en 2011 y 2012.

Es uno de los índices más utilizados en la actualidad para comparar y categorizar la mayoría de revistas científicas. Sin embargo el JCR incluye sólo las revistas seleccionadas por Thomson ISI, por lo que se han creado distintas adaptaciones para permitir calcular índices de impacto de las revistas no incluidas, como por ejemplo el Scimago Journal and Country Rank (en colaboración con Scopus) o el Latindex y Scielo, para revistas hispanoamericanas.

Cuartil
Permite dividir el ranking de revistas ordenadas de mayor a menor FI en cuatro partes iguales. Una revista perteneciente al primer cuartil, implica que se encuentra posicionada en el 25% de las revistas de su categoria con mayor FI.

Hay que tener en cuenta que la Cirugía Plástica está incluida en la categoría de “Surgery”, hecho que ocasiona que tan sólo una revista de nuestra especialidad pertenezca al primer cuartil, ya que las revistas de cirugia general tienen mayores factores de impacto.

Indice de inmediatez
Indica la frecuencia con la que se cita un artículo de una revista en el mismo año de la publicación.

b) Las publicaciones
El principal indicador de actividad se basa en el numero de documentos publicados, siendo también importante la posición que se ocupa entre los coautores. Este parámetro es exclusivamente cuantitativo y no mide la importancia o relevancia de las distintas aportaciones, por lo que si se analiza aisladamente no permite realizar comparaciones equitativas entre investigadores.

Por este motivo, se han desarrollado algunos indicadores bibliométricos que permiten una aproximación más precisa a la calidad o impacto de las distintas publicaciones de un autor, como por ejemplo:

  • Número de citas por documento. Las citas recibidas es un claro reflejo de las relaciones  entre los nuevos resultados aportados por un autor respecto a otros y, cómo se ubica la nueva aportación dentro del conocimiento existente. En definitiva es un índice de repercusión.
  • Porcentaje de publicaciones altamente citadas (en las cuales el valor mínimo suele ser de 15 citas).
  • Mediana del Factor de impacto: método más robusto que la media aritmética de los factores de impacto, corresponde a la mediana (percentil 50) de todos los factores de impacto de las revistas donde un determinado autor ha publicado.
  • RCR o Relative Citation Rate, que compara el número de citas que recibe un determinado documento, con las citas que recibe un articulo promedio de una determinada revista.

Sin embargo, hay que considerar, que a pesar de que aportan información útil, analizados por sí sólos son claramente incompletos y no permiten una aproximación justa y equitativa en la evaluación de la actividad investigadora.

En el año 2005, Hirsch, profesor de la universidad de UCLA-San Diego desarrolló el INDICE H (2). Este índice presenta la gran ventaja que permite combinar el impacto (citas recibidas) y el número de publicaciones (medición cuantitativa) en un único valor.

El índice h se define como el número de artículos “x” realizados por un autor, que han recibido “x” o más citas. Por ejemplo: si un determinado científico tiene un índice h=12, significa que tiene 12 publicaciones que han recibido 12 o más citas.

Debido a que es un concepto sencillo y más completo que los anteriores ha tenido una gran difusión a nivel internacional, siendo incluido entre las herramientas de Google Scholar o Thomson ISI Web of Science.

Sin embargo, presenta limitaciones importantes. Por un lado no pondera el valor de las publicaciones altamente citadas. Un autor con indice h=2 puede tener dos trabajos que  tengan 2 citas cada uno, frente a otro investigador con el mismo “h” pero que sus trabajos hayan sido citados más de 500 veces cada uno. Por este motivo se creó el índice g (3), que a pesar de no tener tanta repercusión debido a la dificultad para calcularlo, aplica un factor corrector para tener en cuenta los trabajos altamente citados.

Otro problema, es que el indice h no permite realizar comparaciones objetivas entre investigadores con trayectorias de distinta duración, ya que el número de citas y artículos de un autor aumenta con el paso del tiempo, por lo que investigadores jóvenes van a tener valores “h” inferiores a autores con una larga trayectoria. Para poder interpretar “h” correctamente se considera que debe haber transcurrido al menos 10 años desde el inicio de la actividad investigadora. Otra posible solución cuando se evalúa investigadores jóvenes es la aplicación de un factor corrector, conocido como cociente m. Este consiste en dividir “h” entre el número de años en activo, entendido como el número de años desde la primera publicación (4)

Por otro lado, el índice h tampoco permite realizar comparaciones equitativas entre investigadores de campos o categorías distintas, debido a que los artículos pertenecientes a aspectos básicos o epidemiológicos siempre van a ser más citados que artículos de temática especializada.

A pesar de estas limitaciones, se considera un método sencillo de calcular y válido para analizar la trayectoria de un investigador, como demuestran estudios como el de Bornmann (5), en el que se encontró una correlación significativa entre el índice h y la aceptación o rechazo de más de 400 aspirantes a fellowships de investigación postdoctoral.

En conclusión, a pesar de que todos los indicadores bibliométricos y parámetros utilizados tienen algunas limitaciones, sí permiten realizar una aproximación válida en la valoración de la actividad investigadora, y la comparación equitativa entre distintos investigadores.

 

Bibliografía
1. Bordons M, Fernández MT, Gómez I (2002) Advantages and limitations in the use of impact factor measures for the assessment of research performance. Scientometrics, 53:195-206.
2. Hirsch, JE (2005). An index to quantify an individual’s scientific research output. Proceedings of the National Academy of Sciences USA, 102:16569-16572.
3. Egghe L, Rousseau R (2006). An informetric model for the Hirsch-index. Scientometrics, 69(1):121-129.
4. Ball, P (2005) Index aims for fair ranking of scientists. Nature, 436:900.
5. Bornmann L,  Daniel HD (2005). Does the h-index for ranking of scientists really work? Scientometrics, 65(3): 391-392.

VIII – Elaboración de un trabajo científico con calidad objetivable

El objetivo de este trabajo es que los cirujanos plásticos españoles se den cuenta de la importancia de adaptar nuestra actividad profesional a los parámetros científicos actuales, para así poder obtener los resultados curriculares adecuados y ocupar el lugar que nos corresponde dentro de la Universidad.

Es muy importante que seamos los directores de los masters de nuestra especialidad, porque serán masters de mucho éxito y conviene que seamos nosotros los directores de los mismos.

Con la implantación del proyecto Bolonia, se ha hecho irreversible la implantación del Espacio Europeo de la Educación Superior (= E.E.E.S.), para conseguir un nivel alto de formación universitaria y promover la movilidad de los estudiantes, graduados y académicos en todo el ámbito europeo,  y posibilitar la integración de los nuevos graduados en el mercado laboral Europeo unificado. Para ello se crea un sistema de titulación similar. Se establece un sistema de créditos comunes que reciben el nombre de European Credit Transfer System (= E.C.T.S.), para poder efectuar las convalidaciones permitiendo así que los curriculums sean semejantes.

Para poder llevar a cabo esta adaptación curricular se establecieron las agencias de acreditación. En España la agencia nacional se llama ANECA (= Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación), en Cataluña se llama AQU (= Agència per a la Qualitat del Sistema Universitari de Catalunya). Estas agencias realizan la valoración curricular con criterios objetivos y con parámetros internacionales válidos. Se establece un ranking de universidades basado en su proyección científica e investigadora. Se valoran las tesis doctorales, las publicaciones con Impact Factor, el nivel en el cuartil de sus publicaciones, las líneas de investigación, etc (1).

Es por todo ello que debemos cambiar nuestra forma de pensar ante una publicación científica. Hay una mayoría de cirujanos españoles que cuando ven una publicación científica de un colega suyo piensan que es una pérdida de tiempo, que este señor solo dedica a publicar y no a trabajar, y hacen comentarios peyorativos de un trabajo científico en esta línea. Luego también existen los que creen que publicar en una revista con “Impact Factor” es una pérdida de tiempo porque dicen que las revistas anglosajonas no consideran el trabajo “tan genial” que hace un cirujano plástico español, entonces se dedican a publicar en revistas locales que si se analizan algunas de estas publicaciones vemos que han sido elaboradas sin ningún rigor.

Para elaborar un trabajo científico y que pueda ser aceptado en una revista con “peer review” hay que tener muy claro que antes de empezar debemos saber qué tipo de estudio vamos a  realizar, se debe saber cómo lo vamos a valorar y después tener muy claro los criterios éticos y metodológicos que vamos a realizar en este trabajo.

Las universidades logran escalar posiciones si tienen un nivel científico cuantificable y objetivable, para ello necesitan trabajos científicos bien elaborados y que luego sean publicados en las revistas con “peer review” y con “Impact Factor”. Para conseguir esto fomentan que las tesis doctorales se puedan presentar mediante dos publicaciones científicas, por supuesto con Impact Factor.

 Vemos pues que si queremos escalar las posiciones universitarias que nos permitan defender nuestra especialidad y ser nosotros los directores de la enseñanza de la cirugía plástica en la universidad española, debemos entrar en esta línea de trabajo, no debemos buscar ya más escusas.

Para que los trabajos tengan una calidad objetivable hay que buscar los criterios que se siguen a la hora de juzgar estos trabajos. Vemos que el ensayo clínico se ha considerado el  “gold standar”, para evaluar la calidad de publicaciones sanitarias.  Pero el ensayo debe estar bien diseñado para que sea válido, si no nos lleva a conclusiones falsas. Cuando tengamos un trabajo planificado, debemos valorar si los grupos con los que realizaremos las distintas técnicas son iguales y si es posible compararlos. Cuando vayamos aplicando las distintas técnicas a cada grupo, ver si hay algún grupo que ha perdido muchos elementos, entonces no será válido. Cuando se pierde más del 20%, ya no es válido. Todos estos hechos hacen que un trabajo sea invalidado. Está demostrado que cuanto peor esta presentado un trabajo y que no sigue ningún criterio en la valoración de resultados si no solamente opiniones subjetivas del equipo médico, o opiniones subjetivas de los pacientes, quiere decir que es un estudio que no tiene validez y casi siempre están falseados los resultados. Un trabajo con un diseño incorrecto y con deficiencias en su elaboración indica que es un trabajo que no se ha realizado correctamente. Por ello, el diseño previo es fundamental.

En la actualidad, en las revistas médicas con factor de impacto, valoran si se han cumplido las Normas Consolidadas para la Publicación de Ensayos Clínicos Aleatorizados (=CONSORT: Consolidated Standars of Reporting Trials) (2). Con las normas CONSORT como guía, la mejoría de los ensayos clínicos ha sido muy objetivable.

Para los estudios observacionales se han establecido las normas STROBE (=The Strengthening the Reporting of Observational Studies in Epidemiology) (3).

Para los estudios de pruebas diagnósticas se ha establecido las normas STARD (=Standars for Reporting of Diagnostic Accuracy) (4).

Para los trabajos Meta-análisis las normas están recogidas en PRISMA (= Preferred Reporting Items for Systematic Reviews and Meta-Analysis) (5). Todas ellas están recogidas en una página web que se llama ECUATOR (6).

Por supuesto los aspectos éticos deben ser establecidos y haber superado el Comité de Ética del hospital (7), o de la universidad. Ya no se puede aceptar un trabajo científico que no tenga las normas del comité ético totalmente establecidas. Así mismo, un trabajo realizado con enfermos debe tener el consentimiento informado de cada participante (8) (9).

Dándose cuenta de la importancia de la valoración objetiva de un trabajo o publicación están apareciendo tests de valoración propios para cirugía plástica destacando el Breast-Q cuestionario elaborado por el Memorial Sloan-Rettering Cancer Center y NCI (= National Cancer Institute) y cuyos objetivos son desarrollar un cuestionario para evaluar las expectativas preoperatorias para la reconstrucción mamaria, las variaciones a las expectativas relacionadas con las características de cada paciente, desarrollar módulos educativos para ayudar a las pacientes a entender los resultados reales de una intervención, identificar grupos de riesgo de pacientes que sabemos que quedaran insatisfechos. En vista del éxito que tuvo este cuestionario  se ha ampliado el Breast-Q para pacientes de aumento mamario, reducción, reconstrucción y mastectomía (10,11,12).

Cuando nosotros hacemos una publicación científica sobre algún trabajo relacionado con la mama, si tenemos en cuenta antes en la planificación saber que valoraremos los resultados con el Breast-Q Questioner, al mandar el trabajo a una revista con peer review será mucho más considerado por los reviewers, porque verán que es un trabajo bien elaborado. Por supuesto el interés del  trabajo también viene según la técnica que se le aplique y la cualidad intrínseca de lo que estemos valorando.

Podemos concluir que si un trabajo está bien diseñado y está bien evaluado tiene muchas más posibilidades de ser publicado en un revista con factor de impacto.

 

Bibliografía:
1. http://www.cirugia-estetica-catedra-bolonia.es
2. Schulz KF, Altman DG, Moher D, CONSORT 2010 Statement Updated Guidelines for Reporting Pava Llel Group Randomized Trials Ann Intern Med 2010; 152:726-732.
3. STROBE: Ann. Inter. Med.2007; 147: 573-577.
4. STARD: Ann. Intern. Med. 2003; 138: 40-44
5. PRISMA: Ann. Intern. Med. 2009; 151: 264-269.
6. EQUATOR: http://www.equator-network.org
7.Ruiz-Canela M, de Irala J, Martinez-Gonzalez MA, et al Mehodological quality and reporting of ethical requirements in clinical trials J. Med Ethics 2001; 27:172-176.
8. Ruiz-Canela M, Martinez-Gonzalez MA, Fernandez-Creluet J. Informed consent and approval by institutional review boards in publishe reports on clinical trials N Eng J. Med; 1999; 340:1114-1115.
9. Martinez- Gonzalez M.A, Segui M, Carlos S. Compendio de salud pública Ed. Ulzama Editores. Pamplona 2011.
10. Pusic AL. Patient-reported outcome measures in plastic Surgery: use and interpretation 2011; 127(3): 1361-1367.
11. Puis AL, Klassen AF, Scott AM etal. Development of a new patient. Reported ocetcome measure for breast surgery: the BREAST-Q Plast Reconstr Surg 2009; 124:345-353.
12. Pusic AL, Reavey PL, Klassen AF etal Measuring patient ocetcomes in breast augmentation: Introducing the BREAST-Q Augmentatuon module Clin Plas Surg. 2009; 36 (1): 23-32.

IX – Los niveles de evidencia en cirugía plástica, reparadora y estética

En agosto de 2010, en la ciudad de Colorado Springs, un grupo de expertos formado por representantes de distintas sociedades científicas, instituciones académicas, fundaciones y editores de las más prestigiosas revistas de nuestra especialidad, se reunió para determinar cómo integrar la Medicina Basada en la Evidencia (MBE) en la Cirugía Plástica. Desde entonces, la gran mayoría de revistas indexadas de nuestra especialidad, piden a los autores que asignen a sus trabajos un determinado nivel o grado de evidencia.

La MBE fue desarrollada en la Universidad de McMaster (Canadá) por el equipo de Guyatt (1), cuyo objetivo es el de disponer de la mejor información científica disponible para aplicarla a la práctica clínica, es decir, consiste en basar nuestras decisiones en los mejores conocimientos existentes, y no únicamente en opiniones de expertos o series de casos clínicos limitadas.

Cuando se habla de niveles de evidencia, nos referimos a las escalas que permiten jerarquizar y valorar la calidad de la evidencia disponible o de los hallazgos de una determinado estudio en virtud de la calidad metodológica y el ámbito de aplicación del mismo. No todos los conocimientos que provienen de los artículos publicados, tienen el mismo impacto o valor sobre la toma de decisiones en materia de salud; por ello, se hizo necesario evaluar y jerarquizar la información publicada clasificándola en distintos grados o niveles de evidencia, en base a los cuales se puedan realizar recomendaciones fundadas respecto a la adopción de un determinado procedimiento médico o intervención sanitaria en la práctica clínica.

Aunque no se ha consensuado a nivel internacional una única clasificación, las múltiples escalas que existen difieren muy poco unas de otras. En concreto en Cirugía Plástica se suelen utilizar las acordadas por la American Society of Plastic Surgeons (ASPS) (2), en la que encontramos los mayores niveles de evidencia (Nivel I) en los ensayos clínico aleatorizados controlados enmascarados y en revisiones sitemáticas de ensayos clínicos, mientras que la evidencia menor, correspondiente al Nivel V, viene representada por las opiniones de expertos (Tabla 1).

Sin embargo, no todos los artículos pueden ser clasificados utilizando estas escalas. Anteriores estudios han comprobado que una parte importante de los artículos publicados en revistas de nuestra especialidad no son clasificables. Entre ellos encontramos estudios preclínicos con animales, estudios anatómicos en cadáver, cartas a los editores o editoriales… En estos mismos estudios se determinó que el nivel de evidencia promedio de los artículos publicados en las cuatro revistas más importantes de Cirugía Plástica, es el nivel III y tan sólo un 2.2% de los artículos eran de nivel I (3).

Hay que entender que no son sólo útiles o importantes los artículos con mayores grados de evidencia. Cada diseño o tipo de estudio, y en consencuencia cada nivel de evidencia, tiene unas indicaciones muy concretas en función del conocimiento disponible sobre el tema que se estudie en cada momento (4). No tendría sentido empezar realizando un ensayo clínico aleatorizado (nivel I) sobre una determinada técnica quirúrgica o diagnóstica cuando no se dispone de información sobre ellas. En este caso estaría indicado empezar con case-reports, series de casos clínicos o estudios transversales que aportaran información preliminar sobre estos procedimientos, describiendo las características y la frecuencia de ciertos femómenos en el grupo de estudio o las complicaciones secundarias a dicha intervención. Son precisamente estos diseños o tipos de estudios (niveles de evidencia IV o V) los que nos aportaran información descriptiva para poder generar nuevas hipótesis de estudio, aunque tengan niveles de evidencia inferiores.

 Evidence Rating Scale for Therapeutic Studies

Level of EvidenceQualifying Studies
IHigh-quality, multicenter or single-center randomized controlled trial with adequate power; or systematic review of these studies
IILesser-quality randomized controlled trial; prospective cohort study; or systematic review of these studies
IIIRetrospective cohort or comparative study; case-control study; or systematic review of these studies
IVCase series with pre/post test or only post test
VExpert opinion developed via consensus process; case report or clinical example; or evidence based on physiology, bench research, or “first principles”

Evidence Rating Scale for Diagnostic Studies

Level of EvidenceQualifying Studies
IHigh-quality, multicenter or single-center cohort study validating a diagnostic test (with “gold” standard as reference) in a series of consecutive patients; or a systematic review of these studies
IIExploratory cohort study developing diagnostic criteria (with “gold” standard as reference) in a series of consecutive patients; or a systematic review of these studies
IIIDiagnostic study in nonconsecutive patients (without consistently applied “gold” standard as reference); or a systematic review of these studies
IVCase-control study; or any of the above diagnostic studies in the absence of a universally accepted “gold” standard
VExpert opinion developed via consensus process; case report or clinical example; or evidence based on physiology, bench research, or “first principles”

Evidence Rating Scale for Prognostic/Risk Studies

Level of EvidenceQualifying Studies
IHigh-quality, multicenter or single-center prospective cohort or comparative study with adequate power; or a systematic review of these studies
IILesser-quality prospective cohort or comparative study; retrospective cohort or comparative study; untreated controls from a randomized controlled trial; or a systematic review of these studies
IIICase-control study; or systematic review of these studies
IVCase series with pre/post test or only post test
VExpert opinion developed via consensus process; case report or clinical example; or evidence based on physiology, bench research, or “first principles”

Por ejemplo, tras comprobar en estudios in vitro y en animales los efectos de la fracción estromal vascular sobre la grasa (diseños no clasificables en niveles de evidencia), se decide realizar case-reports o series de casos que estudian la retención de volumen en un grupo de 25 pacientes a los que se les aplica lipofilling con fracción estromal vascular (FEV) y se describe la pérdida de volumen y el número de complicaciones. Otro ejemplo sería la relación entre linfoma e implantes mamarios.  Esta hipótesis fue en un inicio advertida por case-reports que describieron la coexistencia de ambos y llamaron la atención a la comunidad científica para verificar una posible relación causal.

Al analizar estos datos descriptivos (niveles de evidencia IV-V), el investigador se puede preguntar por las razones que conducen a cualquier diferencia observada y genera hipótesis científicas que intentará confirmar o rechazar. Sin embargo, llegados a este punto no tendría sentido seguir realizando estudios descriptivos, ya que lo que se necesita es planificar un diseño más robusto que permita rechazar o aceptar las hipótesis planteadas por la información obtenida de los estudios descriptivos, reduciendo al máximo el riesgo de sesgos. Estos estudios, llamados analíticos, buscan responder de un modo directo una pregunta de tipo etiológico, es decir, permiten establecer relaciones de causa-efecto entre una determinada exposición y la enfermedad (siguiendo con los ejemplos anteriores: 1. ¿es la FEV la responsable del aumento de supervivencia de la grasa inyectada?; 2. ¿existe una relación causal entre ser portadora de implantes mamarios y sufrir cáncer?).

Llegados a este punto de conocimiento sobre el tema y la generación de hipótesis, se necesita realizar un diseño basado en un grupo “control” y otro que sea el grupo “de estudio”. Este tipo de estudios analíticos los podemos dividir en analíticos- observacionales (nivel de evidencia III), entre los que cabe destacar los estudios de cohortes y aquellos de casos y controles, y en analíticos- experimentales (nivel de evidencia I-II), cuyo principal exponente es el ensayo clínico o las revisiones sistemáticas de estos estudios.

Un ejemplo seria comparar a dos grupos de pacientes, en los que a unos se les aplica sólo grasa y al otro grasa + FEV, o el realizar cohortes retrospectivas de largo periodo de duración para controlar una posible relación entre el linfoma y el implante mamario. En este último caso, al ser un evento raro sería muy costoso en tiempo y recursos plantear un ensayo prospectivo tipo ensayo clínico ya que el evento de interés, en este caso el linfoma secundario a las prótesis, es muy poco frecuente; en estos casos el tipo de estudio indicado es una cohorte retrospectiva. De hecho fueron las revisiones sitematicas de varias cohortes retrospectivas las que perimtieron hace unos años rechazar una posible relación entre linfoma y prótesis de mama.

Como ven es de gran importancia antes de iniciar cualquier investigación, conocer las indicaciones de cada tipo de estudio con exactitud para poder resolver nuestras preguntas de una forma más exacta, tema que se desarrollará en los próximos números de la revista. Por otro lado, los niveles de evidencia científica son útiles para valorar el método con el que se desarrolla un estudio, aunque todos los niveles de evidencia aportan información útil e importante para nuestra práctica clínica. Cuando un cirujano plástico emite una opinión cualificada sobre un tema de máximo interés, esta publicación es muy útil aunque sea de nivel V. Cuando se describa una técnica quirúrgica novedosa sobre un tema en el que existan muchas otras técnicas y sea difícil establecer un grupo control, también es interesante su publicación en una serie de casos demostrando su eficacia y esta publicación que puede ser de gran relevancia será de nivel IV. Cuando podamos comparar una técnica o un tratamiento con un grupo control ya será de nivel III.  A partir de aquí si se realiza un ensayo clínico aleatorizado y se realiza el enmascaramiento de los grupos para evitar sesgos, entonces podrá llegar a ser de nivel II o incluso de nivel I.

PIE DE FIGURA
Tabla 1: American Society of Plastic Surgeons Rating Levels of Evidence and Grading Recommendations.

Bibliografía:
1. Guyatt G, Rennie D. The evidence-based medicine working group Users’ guides to the medical literature. Essentials of evidence-based clinical practice. Chicago: American Medical Association, 2002.
2. American Society of Plastic Surgeons Rating Levels of Evidence and Grading Recommendations: http://www.plasticsurgery.org/for-medical-professionals/legislation-and-advocacy/health-policy-resources/evidence-based-guidelinespractice-parameters/description-and-development-of-evidence-based-practice-guidelines.html [Consulta: 12-04-2014]3. Sinno H, Neel O, Lutfy J, et al. Level of Evidence in Plastic Surgery Research. Plast Reconstr Surg. 2011;127(2):974-80.
4. http://www.equator-network.org [Consulta: 12-04-2014]

X – Espacio Europeo de Educación Superior (EEES)

En este momento de convergencia europea es muy importante que los cirujanos plásticos españoles tengamos en cuenta que el Proyecto Bolonia es una realidad y que los médicos de toda Europa se podrán desplazar de un país a otro y que realizarán Masters con colaboración de varias universidades y de varios países. (1,2)

En los trabajos anteriores hemos expuesto la importancia de la elaboración del curriculum de toda nuestra actividad científica.(3,4,5,6,7) Hay tres  hechos que tenemos que aceptar: En primer lugar ya no será posible obtener una plaza a dedo sin curriculum suficiente y  además se presentaran cirujanos plásticos de toda Europa, si la plaza es interesante; en segundo lugar en poco tiempo habrá un recambio generacional con muchas plazas hospitalarias y en tercer lugar  nuestro país es muy atractivo y se realizan muchas intervenciones de cirugía plástica y estética.

Es por todo ello y porque nuestra revista ya es europea que he creído interesante exponer en qué consiste el Espacio Europeo de Educación Superior. (E.E.E.S.) ya que en él estamos ejerciendo nuestra actividad profesional y tenemos que ser competitivos y optar por la excelencia.

Proyecto Bolonia.
Con la declaración de La Sorbona de Mayo 1.998, se inician en Europa todos los pasos necesarios para que los sistemas nacionales de educación superior converjan, siguiendo los principios que ya se establecieron en la Carta Magna de la Universidad de Bolonia de 1.988.

Posteriormente en la Declaración de Bolonia-que tuvo lugar en Junio de 1.999- se llegó al acuerdo, por parte de los Ministros de Educación de todos los estados miembros de la Comunidad Europea, de crear un Espacio Europeo de Educación Superior.

Los objetivos que se plasmaron en la Declaración de Bolonia son:

  • Creación de un sistema de titulaciones comunes fácilmente comprensible. Si es necesario para que converjan, con un suplemento de diploma.
  • Se establece un sistema común de créditos –Créditos ECTS- para que los estudiantes y profesionales universitarios puedan convalidar sus títulos permitiendo de esta forma la movilidad y la colaboración internacional, eliminando los obstáculos para el intercambio de profesores, alumnos, investigación, etc.
  • Promover la cooperación europea, con criterios y metodologías comparables.
  • Impulsar una enseñanza superior europea con un contenido curricular, con el objetivo de poder ofrecer títulos y programas conjuntos.

Para poder llevar a cabo esta enseñanza europea integrada y poder establecer esta similitud de títulos, así como facilitar la movilidad del personal investigador, ha sido preciso crear un Sistema Europeo de Créditos.

Créditos ECTS –European Credit Transfer System
Podemos definir el crédito ECTS como la unidad de valoración de la actividad académica, en la que está integrada la enseñanza teórica y práctica, así como las actividades académicas que el profesor dirige y la cantidad de trabajo que el estudiante tiene que hacer para que la asignatura o máster  sea un éxito.

Cada curso académico está formado por 60 créditos. Para calcular a qué corresponde cada crédito, se ha de tener en cuenta que si el alumno trabajara 40 horas por semana, comprendiendo el curso académico 40 semanas, nos da un total de 1.600 horas por curso académico:
1.600 horas.curso/60 créditos.curso = 25 horas de trabajo completo por crédito.

Entendiendo por trabajo completo, clase magistral, laboratorio, estudio, valoración, tutoría, etc.

Suplemento del Título.
Para que el estudiante o profesional universitario pueda desplazarse de un país a otro y pueda ejercer su actividad laboral, se ha creado el suplemento del Título.
Este instrumento sirve para poder unificar todos los títulos. Es muy importante que en ello quede reflejado el trabajo realizado, las habilidades que posee y las capacidades que el Título garantiza. Tienen que informar acerca del nivel y duración de la carrera, de la calificación obtenida en las distintas asignaturas, así como los contenidos claros y precisos de cada una de ellas.

El Grado pone a disposición de los estudiantes las competencias necesarias para poder insertarse en el mercado laboral y también les concede la posibilidad de acceder a niveles superiores de formación.

Así mismo el Máster y el Doctorado, profundizará en la formación intelectual del individuo y tendrá un carácter profesional o netamente científicos según sea el área y marco que escoja. 

Podemos resumir que el Espacio Europeo de Educación Superior tiene tres objetivos claros:

  • Promover la movilidad de los estudiantes y profesionales universitarios en todo el ámbito europeo.
  • Posibilitar la integración de los graduados en el mercado laboral europeo unificado.
  • Que los estudiantes y profesionales universitarios adquieran las competencias necesarias para un aprendizaje permanente.

Redundando en lo anterior y para que todo ello se pueda realizar, hay dos apartados imprescindibles: En primer lugar, la convergencia de los sistemas educativos de todos los países europeos. Y en segundo término, la unificación curricular en estructuras y competencias, para que se exponga el resultado del aprendizaje.

Cada país debe adaptar los curriculums y títulos actuales de diferentes formas y mediante titulaciones suplementarias, conocidas como Suplemento de Título, para conseguir clarificación y transparencia.

Los documentos importantes para comprender todas estas evoluciones de la Enseñanza Superior Europea, los podemos resumir en los siguientes:

  • Declaración de La Sorbona (25 de Mayo de 1.998). En él se hace una declaración conjunta para armonizar el Sistema de Educación Superior.
  • Declaración de Bolonia (19 de Junio de 1.999). Hecha conjuntamente por los Ministros Europeos responsables de Educación Superior.
  • Comunicado de Praga (19 de Mayo de 2.001). Los Ministros Europeos vuelven a resaltar la importancia de una convergencia de Educación Superior.
  • Declaración de Berlín (19 de Septiembre de 2.003). Nuevo comunicado de la Conferencia de Ministros Europeos para la convergencia en el Proyecto Bolonia del año 2.010.
  • Declaración de Bergen (19 de Mayo de 2.005). Nueva declaración de Conferencia de Ministros Europeos de Educación Superior.

Por todo ello es muy importante que los cirujanos plásticos españoles ordenemos nuestro trabajo en este sentido para así ser competitivos y poder ser los cirujanos de nuestro propio país, realizar actividades académicas con otras universidades y especialistas de otros países, hacer estancias e intercambios profesionales y ejercer en otros países de la comunidad europea.

 

Bibliografía:
1. Carta Magna de las universidades europeas. Suscrita por los Rectores de las Universidades europeas, reunidos en Bolonia, con motivo del IX Centenario de su Universidad. Bolonia, septiembre 1988.
2. Declaración de Bolonia. 19 de Junio de 1999. Declaración conjunta de los Ministros Europeos  de Educación reunidos en Bolonia, junio 1999.
3. Serra Renom J. Ma. La Docencia de la Cirugía Estética. Necesidad de la creación de cátedras  de Cirugía Plástica y Estética en España. Cirugía Estética Plástica. Investigación y docencia. 11:59-62.2010.
4. Serra Renom J. Ma.  Requisitos para realizar una carrera docente. Cirugía Estética Plástica. Investigación y Docencia. 12:58-61.2010.
5. Serra Renom J. Ma. Tesis doctoral. Cirugía Estética Plástica. Investigación y Docencia. 13:54-57.2011.
6. Serra Renom J. Ma. Elaboración de un trabajo científico con calidad objetivable. Cirugía Estética Plástica. Investigación y Docencia. 14:56-57.2011.
7. Serra Renom J. Ma. Máster universitario de cirugía plástica, reparadora y estética.  Aesthetic Plastic Surgery. 1:114-119. 2012.

XI – I+D+i

“Los clínicos deben ser científicos. Todos los días, en el cuidado de los pacientes, observamos eventos biológicos que pueden estimularnos para buscar mejores formas de ayudarlos. La esencia de un científico clínico es la curiosidad, la imaginación y la persistencia.”
Joseph E. Murray

Cuando yo acabe el primer paso de mi formación de la especialidad con la obtención del título de especialista fui contratado por la Clínica Universitaria de Navarra para poner en marcha el servicio de cirugía plástica y el entonces director, el Profesor Cañadell, me dijo: “No seas un operador sino un científico” y me pidió que junto con la labor asistencial realizara actividad investigadora.  La primera letra la “I” de investigación.  El me  dirigió la tesis doctoral sobre la perfusión en la reimplantación de miembros y ello dio lugar  la creación de la primera unidad e reimplantes de España en 1979. Además, junto con el Dr. Rafael Garcia-Tapia pusimos en marcha el quirófano experimental de la facultad d medicina de la Universidad d Navarra.

Al poco tiempo apareció la necesidad de buscar financiación y apareció la segunda letra ”D” de desarrollo.

A los pocos años, siendo yo jefe de servicio con docencia MIR de la Clínica Universitaria de Navarra, los residentes me pedían temas para la investigación y poder efectuar su tesis doctoral y apareció la tercera letra la “I” de innovación.

Es  una pena  ver la poca cantidad de doctores en medicina y cirugía que sean cirujanos plásticos y no hace falta decir que se dediquen a la investigación y a la docencia. El cirujano estético, cirujano plástico enseguida quiere dedicarse a operar y prescinde de la docencia y de la investigación. Ello es un gran error porque como dice Murray es con nuestra actividad clínica diaria dotándola de rigor científico como lograremos la excelencia.

No cabe duda de que esta bonita especialidad innovadora es un puntal en el avance de la cirugía y por ello quiero añadir este pequeño apartado en la sección de Universidad e Investigación en esta revista dedicada a la cirugía estética y por ende, a la cirugía plástica para estimular a los cirujanos plásticos jóvenes a que desde el principio ordenen su actividad clínica con ambición científica.

La primera “I” de Investigación no necesita ninguna aclaración. La Cirugía Plástica incorpora los grandes avances de la ciencia, de la Física, de la Química, de la Cirugía Robótica, de la Genética, para hacer una cirugía más precisa y menos invasiva y las células madre, stem cells, para  fomentar la regeneración tisular.

Es a la Cirugía Plástica a la que debemos los grandes avances en Microcirugía para la curación de las pérdidas de sustancia, con las plastias de tejidos mediante el uso del microscopio para suturar pequeños vasos de menos de 1mm. O en la actualidad vasos linfáticos con hilos de sutura de 12/0.

La Cirugía Plástica incorpora la endoscopia para la obtención de colgajos y plastias cutáneas, de la misma manera ha incorporado los ultrasonidos, no solamente para técnicas de movilización de grasas, como la liposucción ultrasónica, sino también con el bisturí ultrafisión para hacer las incisiones lo más atraumáticas posible y para evitar los seromas y los linfedemas.

La Cirugía Plástica adopta la Cirugía Robótica, de la misma manera que ha incorporado el escáner de multidetectores, para escoger los vasos más adecuados para diseñar una plastia vascularizada por un vaso perforante directo.

Con la terapia inmunosupresora los trasplantes de cara y de extremidades han abierto un gran futuro a la cirugía reparadora.

La “D” de Desarrollo está vinculada a todo el avance empresarial que ha supuesto y supone la aplicación de todas estas técnicas con los nuevos materiales de relleno, prótesis mamarias,  maquinaria para poder realizar las técnicas más sofisticadas como la microcirugía, la endoscopia, la robótica, instrumental específico para cada nueva técnica…

La tercera letra la “i” la Innovación forma parte intrínseca de esta especialidad. Esta es mi letra preferida. La creatividad del cirujano plástico es fundamental cuando efectúa una cirugía estética. Cuando queremos efectuar una reparación de un área concreta en la que tenemos muchas opciones pero debemos escoger el método más sencillo capaz de reparar bien el defecto la innovación aparece, no quiere decir el más simple sino el mejor, a veces de una gran complejidad. La innovación es la que hace que no solamente sea una especialidad moderna, sino que sea una especialidad del futuro. Todo el cuerpo puede ser zona donante para la reconstrucción y ahora con los trasplantes las posibilidades son ilimitadas.

Es notorio el  empeño que están dedicando los cirujanos plásticos en la Ingeniería Tisular. A nivel cutáneo, junto con mi inteligente amigo, Alberto Sanchez Olaso, fallecido muy joven, realizamos un trabajo muy meritorio sobre la radiación de los fibroblastos 3T3 para el cultivo de queratinocitos para la formación de piel que fue motivo de su tesis doctoral dirigida por mí y que fue premio extraordinario. A nivel de formación de hueso es increíble los trabajos pioneros de formación de hueso para la reparación mandibular con Stem Cells procedentes de la pulpa dentaria desarrollados en el laboratorio de bioingeniería de la Universitat Interacional de Catalunya. Nuestros trabajos con las Stem Cells procedentes de la fracción estromal del tejido adiposo para su aplicación en la reconstrucción mamaria han sido referenciados en la bibliografía internacional.

En la actualidad estamos trabajando con el Dr. Cugat en la reparación de ligamentos cruzados en futbolistas de élite. Él realiza toda la cirugía traumatológica y nosotros le proporcionamos Stem cells y fracción estromal procedente del tejido subcutáneo. Estos deportistas tienen muy poco panículo adiposo pero no quiere decir que no tengan adipocitos en el plano subcutáneo y células estromales, lo que ocurre es que los adipocitos estan vacíos, pero mediante técnicas de lipoaspiración el tejido que se obtine contiene la misma densidad de población estromal que en una persona mas obesa, medida por contaje y por detección del clauster defination CD35.

La ingeniería tisular ha vuelto a abrir un campo ilimitado de innovación en cirugía plástica.

La cirugía intrauterina ha demostrado que existen enzimas que hacen que la reparación de la cirugía  intrautero cura sin dejar cicatriz. La síntesis de estas hormonas para ser aplicadas en la cirugía adulta realizará  cirugía sin cicatrices, que es una idea que estoy seguro que la veré hecha realidad y que ampliará  de una forma espectacular las aplicaciones de  la cirugía estética.

Y termino con otra cita de Joseph Edward Murray, cirujano plástico, premio Nobel de medicina por sus  aportaciones a los trasplantes:
“Las dificultades son oportunidades”
Joseph E. Murray

 

Bibliografía:
1. Serra Renom,JMª .-Belleza ,Imagen corporal y Cirugía estética. Colección Real Academia de Doctores. Generalitat de Catalunya. Gobierno de España . Ministerio de Educación , Cultura y Deporte. Ed.Gráficas Rey. Barcelona 2015.P105-108
2. H. S. Adenwalla and S. Bhattacharya .- Dr. Joseph E. MurrayIndian J Plast Surg. 2012 Sep-Dec; 45(3): 596–5

XII – Areas de capacitación en cirugía plástica para medicos de otras especialidades o sin especialidad

(Me sabe muy mal tener que incluir este capítulo, pero en España hubo un movimiento por parte del Ministerio de Sanidad y de Educación que quisieron acreditar parcelas de nuestra especialidad a otros profesionales no cirujanos plásticos. La reacción de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética  fue inmediata y por ahora ,efectiva, pero ello justifica aún más la necesidad de concienciarnos de que la mejor defensa de nuestra especialidad es con un alto nivel de formación y acreditación.)

En España triunfó la frase: “Que inventen ellos”, se hizo popular a partir de una carta de Unamuno a Ortega el 30 de Mayo de 1906, decía: “Yo me voy sintiendo profundamente antieuropeo. ¿Que ellos inventan cosas? Invéntelas”.

En la monografía “El Pórtico del Templo”, de Miguel de Unamuno, el personaje  Román decía: “Inventen pues ellos y nosotros nos aprovecharemos de sus invenciones. Pues confío y espero en que estarás convencido como yo lo estoy de que la luz eléctrica alumbra aquí tan bien como allí donde se inventó”. Y Sabino le responde: O acaso mejor”.

Esto se aplica también a los servicios quirúrgicos españoles. Estamos hartos de oír frases como: Nosotros no tenemos tiempo para publicar, estamos todo el día operando, o bien, al hablar de un compañero: Él no opera solo publica, o bien: ¿Quiere usted hacer la tesis doctoral? Aquí no se viene a perder el tiempo se viene a trabajar.

Todo esto da lugar a lo que se llama Mediocridad.

¿Hacia dónde va el primer mundo? Si vemos el ranking de las mejores universidades del mundo. Vemos que la unidad de Harvad es la número 1, Massachusets Institut of Technology es el número 2, y Stanford University es el número 3. En las facultades de Medicina  Harvad University es número 1, Unversity of California número 2, y University of Washington número 3. Las Universidades Españolas están más abajo del 170 en adelante.

Visto el fracaso de la enseñanza en España, el Ministro Werd intentó modificar los parámetros docentes implementando el Proyecto Bolonia con grados, Masters y pidiendo más exigencia para la concesión de las becas. Tuvo una oposición frontal de los Rectores, de las Universidades  y de la Sociedad. Con muchas manifestaciones las grandes reformas se quedaron en el cajón. Expertos independientes como Luis Garicano Profesor of London School of Econosmics, número 14 en el ranking de Económicas, Política y Sociología dijo: “Las universidades españolas se gestionan a la espalda de la Sociedad, si queremos hacer cambios drásticos la financiación debe ser por resultados, los resultados deben basarse en que  la contratación premie solamente a los que produzcan investigación de primera calidad”.
Enrique de Herrera. Vicedecano de Investigación .Universidad de Granada. Su departamento está siempre entre los 100 primeros puestos del Ranking. Dijo: “Hay que publicar en revistas de alto factor de impacto” “Hay que estimular el Talento,Recursos y Motivación”.

A nivel internacional se mide la calidad de la docencia y de la investigación en las Universidades. Se basa en la relevancia del impacto de los resultados científicos y  tecnológicos. Es de gran importancia para fomentar la calidad de las universidades que repercutirá en el nivel cultural de la sociedad.

Hay que estimular al médico especialista a estar al día en los avances científicos conociendo las mejores publicaciones y ordenar el trabajo y poder ser publicado en revistas de alto factor de impacto y así su labor será seria, rigurosa, y prestigiará a nuestra universidad, obteniendo recursos y financiación para poder investigar y conseguir la calidad máxima de nuestro trabajo, es decir, la excelencia. Por ello la labor de la universidad que es la encargada por la sociedad de la difusión del conocimiento y la transferencia de estos a la propia sociedad es una fuente de riqueza no solo  material, tecnológica y científica, sino también cultural y humana.

El cambio fundamental de la universidad moderna fue la creación de la Universidad de Berlín a principios del siglo XIX siguiendo las ideas de Humboldt que significó el principio de la aproximación de la universidad a la sociedad.

En la actualidad han ocurrido dos hechos de capital importancia y simultáneas en el tiempo: Las Agencias de Acreditación y el  Proyecto Bolonia.

El Proyecto Bolonia da prioridad a que el alumno aprenda a aprender de una forma clara, útil, didáctica y continuada y aprovechar todos los recursos docentes que estén a nuestro alcance. Estas nuevas metodologías docentes pretenden formar al futuro médico en las capacidades transversales, que le serán de gran utilidad a lo largo de toda su vida profesional.
Para conseguir estos objetivos los profesionales sanitaros deben estar cualificados, trabajar con rigor, con  método investigador  y se deben cuantificar los resultados.
En España tenemos la ANECA que es una fundación estatal que tiene como objetivo aportar garantía externa de calidad al sistema universitario y contribuir a su mejora constante.
Con la creación de las Agencias de Acreditación, ANECA, ha mejorado mucho la dotación de plazas de profesorado ya que las acreditaciones son muy exigentes y se basan en métodos objetivos.

En la actualidad el Cirujano Plástico puede optar a todos los niveles dentro de la universidad y por ello las instituciones deben velar y exigir un alto nivel de cualificación. También se han creado las comisiones de Docencia con programas muy elaborados para que los médicos especialistas tengan una formación reglada de Calidad.

La cirugía Plástica es una materia moderna que adquiere una disposición vertical, como toda especialidad quirúrgica, en cuanto que aprovecha los conocimientos anatómicos básicos, los estudios radiológicos, anatomía patológica.etc…para llegar a complicados tratamientos quirúrgicos (microcirugía, reimplantación y trasplante de extremidades, trasplante de cara, endoscópia, etc…)

La cirugía  Plástica es una especialidad  de disposición también horizontal o transversal ya que al tratar la patología de la envoltura corporal se relaciona con muchas otras materias y es propio del siglo XXI que sea el cirujano plástico el que colabore con las otras disciplinas con una distribución transversal, ya que solo el dispone de todo el armamentario suficiente para poder realizar las plastias adecuadas a cada reparación.

Es muy importante la creación de Unidades Multidisciplinarias con participación del Cirujano Plástico, y otros especialistas sobretodo en la Unidad de Patología Mamaria, Unidad de Tumores Cutáneos, Unidad de Sarcomas de Partes Blandas, y Unidad de Cabeza y Cuello.

Con todas estas  disposiciones, que sentido tiene la creación de médicos no especialistas que realizan una  parcela  de nuestra especialidad ante a ello nos debemos hacer la siguiente pregunta:
¿Hacia dónde queremos ir? Ello solo trae mala praxis y sobretodo mala información para los pacientes y la Sociedad.

La labor del Ministerio de Sanidad y del Ministerio Educación es velar por la CALIDAD de la formación de los futuros médicos y de la formación continuada de los médicos en ejercicio. Y además también la función pública, es que no haya confusión y que los pacientes estén bien informados, el crear unas plazas de cualificación que no sean especialistas lo único que hace es desinformar a la sociedad y fomentar el intrusismo.

XIII – Ranking de las universidades

Las universidades , a nivel internacional , se han dado cuenta de que deben ofrecer un nivel de calidad objetivable. Para ello existen varios Rankings  (World University Ranking, Ranking de Shangai, U-Multiranc, U-Ranking…) pero todos ellos valoran la productividad en Docencia, Investigación e Innovación y Desarrollo Tecnológico teniendo en cuenta los Recursos, Calidad de la Producción y la Internacionalización.

Los Indicadores se basan en: Artículos publicados en revistas científicas indexadas con Impact Factor , Patentes como resultado de la investigación, Tesis doctorales, Programas Internacionales a poder ser con colaboración múltiple con universidades de diferentes países. La Unión Europea da ayudas muy cuantiosas para estos proyectos realizados conjuntamente por varios estados de la unión , pero los grupos de investigadores deben ser personas acreditadas.

En los Rankings Internacionales, las universidades Norteamericanas copan los primeros lugares, Harvard University, Stanford University, Massachussets Institute of Technology, University of California-Berkeley, etc… No voy a citar los lugares que ocupan las universidades de nuestro país pero todas están por debajo del 160.

En este mundo global ya es hora de que nos mentalicemos y aportemos nuestro pequeño grano de arena y ordenemos nuestra carrera profesional con criterios científicos.

 

Bibliografía:
1. https://www.timeshighereducation.com/world-university-rankings/…/stats
2. https://www.topuniversities.com/university-rankings/world-university-rankings/2019

XIV – El Covid-19 y la Enseñanza Virtual

Enseñar y aprender supone la transmisión de información de una persona a otra.

En mi Universidad y yo diría que en todas, en este último trimestre la enseñanza ha sido on-line con la utilización de MOODLE.

Ello ha supuesto un aprendizaje para el profesorado y para los alumnos. Han aprendido a buscar información que en internet es inagotable Se ha establecido un feed-back muy interesante entre profesor y alumno.

e-Learning utiliza toda la información on-line para que el alumno aprenda. Se puede acceder a las bibliotecas de las más prestigiosas universidades del mundo.

La implantación de e-Learning fue en Estados Unidos de una manera progresiva. En 1976 la Universidad de Phaenix hizo el primer curso on-line. En 1980 aparece el concepto de “Campus Virtual” con la utilización los LMS o Learning Menagement System. A continuación fue un continuo aparecer de programas multimedia pero es de justicia destacar la aportación del MIT. Massachusets Institute of Technology en 2002. En 2013 se implantan en USA los MOOC, Massive Open On-line Courses de gran éxito.

¿Y en nuestro país?

En España, al principio la enseñanza virtual estaba relacionada con la” Educación a Distancia”.

En la actualidad y debido al Covid-19 se ha hecho necesario la implantación a toda velocidad del “Campus Virtual”.

Ello exige una gran preparación y planificación. Las clases tienen que ser didácticas y de corta duración y hay que pensar, al planificarlas, que muchos estudiantes utilizaran el móvil o la Tablet o el ordenador y tiene que ser comprensible en cualquier dispositivo.

También es importante la interacción profesor–alumno. Es bueno que sea sincrónica es decir al mismo tiempo, para que el alumno pueda hacer preguntas, dialogo entre participantes etc… chats, videoconferencias… Pero también es importante la interacción asincrónica en la que el profesor plantea, cuelga , un tema y preguntas y el  alumno las contesta en otro momento. Así se realizan muchos Master on-line de gran prestigio.

En la carrera de medicina ha existido una gran oposición a la enseñanza on-line. Todo tenía que ser presencial con pacientes reales. Esto es un grave error. Los argumentos de los detractores con el Covid-19 han perdió fuerza. ¿Cuántas cirugías hemos repasado con videos de un CD que llevaba un libro?

De todas formas en mi humilde opinión el aprendizaje médico debe ser mixto, debemos aprovechar las enseñanzas on-line que son inagotables, que las tenemos siempre y en todo lugar disponibles, pero creo que la dinámica de la clínica médica, como hasta ahora, es necesaria. Al menos hasta que los robots humanoides, que ya existen, estén al alcance de todas las facultades de medicina.

En el confinamiento, los cirujanos plásticos, a través de nuestras sociedades científicas, AECEP y SECPRE y gracias a sus juntas directivas y a sus miembros, se han realizado Webinars y Master Class de gran interés impartidos por sus propios miembros o por eminentes cirujanos plásticos de todo el mundo  a través de sociedades científicas de primer nivel como ISAPS, ASAPS, AAPS, AECEP, SECPRE…

Todo ello ha puesto en evidencia que nosotros tenemos unas sociedades científicas de primer nivel en e-LEARNING. Enhorabuena a todos.