LIFTING MINIMAMENTE INVASIVO
(Rejuvenecimiento facial)

rejuvenecimiento facial

Lifting minimamente invasivo

Lifting minimamente invasivo (rejuvenecimiento facial)

rejuvenecimiento facial

Para el rejuvenecimiento facial y del cuello utilizamos nuestra técnica con cicatrices mínimas que genera unos resultados estéticos excelentes y permiten una recuperación rápida de los pacientes sin las secuelas de los liftings agresivos.

Rejuvenecimiento facial volumétrico versus gravitacional

Las técnicas clásicas de lifting facial, (Concepto Gravitacional), siguen la teoríade caída de los tejidos debidos a la flacidez y a la gravedad. Para ello efectúan unas disecciones amplias con grandes cicatrices que distorsionan la línea del cabello y dan un aspecto facial rígido y poco natural. Además, si los tejidos faciales están envejecidos, una disección y tracción excesiva aún los perjudica más. Este grupo de técnicas siguen el concepto antiguo gravitacional.

Nosotros pensamos que un tejido envejecido debemos mejorarlo y para ello utilizamos las células madre del tejido graso del propio paciente. Por otro lado no queremos hacer cicatrices grandes que nos alteren las líneas  de implantación del cabello ni la patilla. Asimismo, el envejecimiento facial ocasiona flacidez y atrofia de los tejidos con aumento de la altura de los párpados inferiores profundizando las ojeras, vaciamiento y caída del pómulo, aumento de la altura del labio superior, surcos nasogenianos muy marcados…todo ello requiere  reposición volumétrica.(Concepto Volumétrico)

Nuestra técnica de lifting facial, al efectuar un despagamiento muy conservador no se atrofian los tejidos y  permite el lipofilling con células provenientes del tejido graso del propio paciente, rico en células madre y elaborado con los distintos métodos de procesamiento según la zona a inyectar. Macrofat, Mirofat, Snif, Emulsión y Nanofat.

El rejuvenecimiento integral debe solucionar el problema gravitacional pero conservador para evitar los estigmas de los liftings antiguos y volumétrico para remodelar y rejuvenecer los tejidos faciales.

Descripción quirúrgica
En primer lugar, realizamos una incisión que resigue la oreja sin llegar a la línea del cabello. Con ello, la cicatriz resultante es mínima y queda escondida en los pliegues naturales de la oreja.

La disección de la piel a nivel de la mejilla es también limitada solo encima de la glándula parótida, sin llegar al pómulo.

En el cuello realizamos una disección-liposucción muy moderada con cánulas planas muy finas de 2 mm y lo comunicamos con la zona de disección subcutánea de las mejillas consiguiendo un buen perfilado de la mandíbula.

Seguidamente damos gran importancia al plano muscular. Aportamos nuestra técnica de colgajo de SMAS (Sistema Músculo-Aponeurótico Superficial). A diferencia de las técnicas tradicionales de lifting, no disecamos todo el SMAS, ya que a pesar de sus buenos resultados, este tejido que se despega de la piel y a la vez los tejidos profundos, se desvasculariza y por lo tanto se atrofia. Por ello al cabo de uno o dos años las pacientes sometidas a uno de estos liftings con disección completa del SMAS, presentan un rostro vacío, esqueletizado, debido a la atrofia subcutánea y muy rígida debido a tanta cicatrización subcutánea. Nosotros realizamos un estiramiento del SMAS sin despegarlo y hacemos un colgajo que lo suturamos detrás de la oreja con lo que nos dibuja muy bien el ángulo mandibular.

Si existen bandas del platisma muy marcadas en la parte anterior del cuello, hacemos una incisión en el surco submentoniano accediendo al músculo platisma y lo suturamos en la línea media. Así, se forma un collar muscular que  sujeta todos los tejidos  formando un ángulo  90º en el cuello.

Posteriormente, traccionamos la piel hacia arriba y sin cambiar la línea del cabello procedemos a la resección de piel sobrante y a su sutura sin tensión, ya que el SMAS es el que soporta toda la tracción y además al no disecarlo no se atrofia. Al no haber separado la piel sobre el pómulo, con la tracción de la piel, la grasa malar se posiciona correctamente elevándose.

Con todo ello, mediante dicho lifting con cicatrices mínimas, la liposucción y disección del cuello con minicánula plana, el collarete muscular del musculo platisma, el colgajo de SMAS sin despegar este para que no se atrofie y lipofilling del pómulo con grasa, conseguimos un rejuvenecimiento facial muy satisfactorio y con muy poca agresión quirúrgica.


Grupos de pacientes

Según diferentes parámetros, podemos distinguir entre:
Grupo 1
Correspondería a este grupo una mujer joven entre 35 y 50 años con cambios faciales de envejecimiento leve o moderado, con flacidez facial y del cuello pero sin bandas anchas y evidentes del músculo platisma.

- Piel: En este grupo la incisión se realizaría a nivel preauricular desde el reborde de la patilla pasando por el borde interno del trago en la oreja y continuando por el borde inferior y posterior de la misma sin llegar a la línea posterior del cabello. Con este tipo de incision, se minimiza la cicatriz y ésta queda oculta en los pliegues naturales, sin distorsionar la línea posterior del cabello ni la patilla. Realizamos disección subcutánea hasta el reborde mandibular y la mejilla sin llegar al pómulo para permitirnos una adecuada exposición y tratamiento del SMAS.

- Grasa: Realizamos liposucción moderada a nivel del cuello en este tipo de pacientes. Utilizamos una cánula muy fina y plana de 2 mm que nos permita un control preciso de las zonas a tratar. Realizando esta liposucción de manera superficial (encima del plano muscular y debajo de la piel) y delicada, logramos una reducción importante de la grasa de la papada así como remarcar los ángulos de la mandíbula y del cuello. Con esta técnica mínimamente invasiva, conseguimos muy buenos resultados estéticos en la zona del cuello.


- Muscular: El plano muscular en la cara se trataba tradicionalmente mediante la disección completa del SMAS y su división en diferentes colgajos que se utilizan como tracción. Con esta técnica tradicional se conseguía un resultado postoperatorio con bastantes hematomas y edemas. Pero además al realizar esta disección, el SMAS se separa de las estructuras anatómicas que se encuentran por debajo y por encima de él, de tal manera que se desvasculariza y por tanto se atrofiaba. El resultado es un aspecto de cara envejecida y atrófica en un periodo de uno o dos años. Además, esta técnica requiere una incisión cutánea muy grande. Si se hace dentro del cabello distorsiona la patilla y la nuca. Si se hace justo en la línea de unión entre el cabello y la piel, en muchos casos es visible con un resultado antiestético permanente.

Mediante una incisión cutánea mínima siguiendo las líneas de inserción del pabellón auricular y expuesta solamente la porción del SMAS que cubre la glándula parótida, realizamos un colgajo del mismo, en forma de u invertida paralelo al surco nasogeniano y a 2 cm del borde auricular anterior. La base inferior del colgajo llega hasta el músculo platisma. Una vez elevado este colgajo de SMAS con base inferior, se rota 90º hacia atrás, se realiza tracción y se ancla con puntos a la zona de la mastoides. De la misma manera se sutura la zona dadora del colgajo y así se tracciona del plano muscular de la mejilla y se dibuja el contorno mandibular. EL colgajo de SMAS suturado a la zona mastoidea, nos dibuja el ángulo mandibulo-cervical sin lesionar ni denervar el músculo platisma ni el SMAS. Con nuestra técnica, conseguimos evitar la cara atrófica típica de las técnicas clásicas al no desvitalizar el tejido que forma el SMAS, a la vez que obtenemos una definición precisa del ángulo del cuello con un resultado estético muy satisfactorio. También, al no haber diseccionado la mejilla podemos realizar nuestras técnicas de lipofilling para el rejuvenecimiento facial integral.

Grupo 2
En este grupo se suelen englobar aquellas mujeres de más de 50 años, que presentan una mayor flacidez cutánea en toda la cara y especialmente en el cuello, con bandas anteriores del músculo platisma y papada. En estos casos realizamos variaciones de las técnicas anteriormente descritas, pero siempre adecuándolas a cada caso en particular.

- Piel: Se realiza una incisión igual que en el primer grupo.

- Grasa: Realizamos una liposucción a nivel cervical como en el grupo 1.

El SMAS lo tratamos de igual manera que en el grupo 1, con la diferencia que la anchura del colgajo variará según las necesidades de cada paciente. En este grupo de pacientes son muy frecuentes las bandas anteriores verticales en el cuello que son la manifestación de los pliegues del músculo platisma. En estos casos y por una pequeña incisión en la región submentoniana, se diseca la piel y el tejido celular subcutáneo del músculo platisma. Una vez identificado este se disecan ambas bandas y se suturan en la línea central del cuello quedando eliminadas las bandas verticales iniciales y además al aplicar tensión mediante la sutura lateral del colgajo de SMAS, el resultado posquirúrgico es un cuello juvenil de 90ºTambien alplicamos las técnicas de lipofilling en todas las zonas faciales que lo requieran.

 

ADDENDUM:

Expresiones más comunes para describir la intervención de Rejuvenecimiento facial por parte de las pacientes:

Ritidectomía es la palabra que aparece en los textos de cirugía plástica cuando quiere describir la intervención de corregir y recolocar los tejidos faciales que han tenido una ptosis debidas al envejecimiento.Nosotros cuando queremos describir esta intervención muchas veces usamos un anglicismo que es la palabra Lifting y las técnicas se van actualizando y  les llamamos lifting mínimamente invasivo o lifting endoscópico, en cambio el paciente dice yo quiero quitarme las arrugas, yo quiero quitarme la papada, a mí me molesta mucho el cuello refiriéndose al exceso de piel o de piel redundante que tiene debajo de la barbilla o el mentón o también yo deseo someterme a un lifting. Es por ello que nosotros no hemos de usar, a la hora de explicar nuestras intervenciones,terminología tan compleja como es hablar de la ritidectomía o hablar del SMAS, o hablar de las plicaturas del platisma. Si nosotros nos expresamos de esta manera y no tenemos en cuenta la forma común de expresarse  los pacientes es difícil que nos puedan comprender, por supuesto debemos decirles que esto se llama Ritidectomía facial y que nuestros objetivos serán  recolocar tejidos en su sitio, remodelar las bolsas de grasade los compartimentos de grasa faciales, corregir el vector negativo facial pero hemos de comprender que el paciente nos pide quitarse las arrugas, corregir la piel del cuello, corregirse la papada. Lo que quiere es mejorar y verse mucho mejor y más joven.