LIPOESCULTURA
liposucción

lipoescultura

liposucción

Desde que Fournier y Ilouz a principios de los años 80 describieron la técnica de Liposucción, ésta se ha modificado mucho.

Cuando la describió Ilouz consistia en hacer una incisión de un centrímetro y con una cánula de 10 mm. aspirar la grasa de las caderas en profundidad, porque así decía que no dejaban irregularidades. El gran inconveniente de la técnica de Ilouz era que la piel con toda la grasa que quedaba adherida a ella era incapaz de retraerse ya que la cavidad donde se aspiraba se hacía en profundidad, además colocaba solamente una cicatriz a nivel del pliegue glúteo y de esta manera hacía unos túneles en forma de abanico que a pesar de ser muy profundos hacían irregularidades en forma de ondas.

En 1986, escribí un libro que se llama: “Liposucción en Cirugía Estética y Plástica” y que fué editado por Editorial Salvat, en el cual describía la necesidad de hacer la liposucción mucho más superficial, con cánulas mucho más finas y además entrando con dos incisiones para cada zona, a noventa grados para así poder cruzar los túneles y hacer un mallado que quedaba mucho más regularizado. Con esta técnica se empezó lo que actualmente se llama Lipoescultura. A continuación Gasparotti sistematizó la liposucción superficial con cánula fina e hizo un protocolo explicando que la piel se adaptaba mucho mejor y era capaz de retraerse y adaptarse. A esto le llamó lipoescultura. También en el libro encontramos las primeras descripciones de los métodos de obtención de la grasa para ser luego utilizada como autoinjerto.  Así mismo se describen formas de recogida del injerto graso y las distintas técnicas de inyección. Como ya se ha expuesto en la cirugía estética facial, este nuevo método de inyección de grasa obtenida con aguja y jeringa que está adquiriendo  tanta popularidad, descrito por otros autores, y que  le han puesto el acrónimo de SNIF, ya está  publicado en el capítulo XV de nuestro libro de liposucción en 1987.

Nuestra técnica actual tiene tres ejes: En primer lugar la Liposucción en Profundidad con una cánula de 4mm. A continuación la Lipoescultura Superficial con una cánula de tres mm. justo en el plano subdérmico para que la piel se adapte y para mejorar la celulitis y a continuación unificamos las distintas áreas mediante Despegamiento Subdérmico Remodelante para que la cicatrización subcutánea sea uniforme y actúe a modo de faja y elevando los tejidos debido a la retracción cicatricial.

La lipoescultura consiste en hacer la aspiración de la grasa justo debajo de la piel con cánulas muy finas cruzando los túneles y con cicatrices muy pequeñitas. Con esta técnica se consigue remodelar y dar forma y esculpir, extirpando toda la grasa que sobra. La ventaja de esta técnica es que al ser tan superficial la piel queda suelta y es capaz de retraerse. Esta remodelación se hace en zonas muy concretas como son la cadera, cara interna de los muslos, cara interna de las rodillas.

En el postoperatorio se coloca una faja y la paciente puede hacer vida normal con ligeras molestias a los dos o tres primeros días.

Liposucción en zonas especiales
En nuestro Instituto, prestamos especial interés a la liposucción en determinadas zonas que clásicamente no son las más demandadas cuando se realiza una liposucción estándar, pero que contribuyen de manera determinante a que los resultados sean óptimos. Tradicionalmente estas zonas no eran intervenidas por las posibles complicaciones que se podían presentar como el descolgamiento de piel, irregularidades, etc:
• Cara interna y posterior de brazos
• Zona sacra
• Cara interna de muslos
• Cara interna y anterior de rodillas
• Zona de tobillos

1- Cara interna y posterior de brazos: Clásicamente esta zona de acumulo de grasa localizada en la cara posterior e interna de ambos brazos, no era tratada mediante liposucción por el frecuente descolgamiento de piel que se producía después de la cirugía. La introducción de la liposucción ultrasónica que genera una cicatriz subcutánea remodelante y una muy buena retracción de la piel, evita los inconvenientes de técnicas anteriores y genera muy buenos resultados estéticos.

2- Zona sacra: Realizamos liposucción ultrasónica en la zona sacra, por encima de ambos glúteos y en forma de abanico con vértice inferior, de manera que la eliminación de la grasa en esta zona perfila la parte superior de ambos glúteos remodelándolos con un resultado muy bueno y atractivo. Ambos glúteos quedan resaltados, a la vez que se elimina el acumulo de grasa en esta zona.

3- Cara interna de muslos: Esta zona tradicionalmente no se sometía a liposucción, ya que al presentar una piel muy fina se producían descolgamientos después de la liposucción. Actualmente nosotros tratamos esta zona mediante liposucción ultrasónica y entrando en la zona por tres puntos diferentes, ingle, borde superior y borde inferior de muslo. De esta manera podemos entrecruzar los túneles realizados y obtener una cicatriz subcutánea remodelante que nos genere una buena retracción de la piel y nos evite el descolgamiento cutáneo de la zona. La liposucción ultrasónica en la zona de la cara interna del muslo asociado a un buen diseño tridimensional de los túneles genera muy buenos resultados estéticos sin descolgamiento de la piel.

4- Zona de rodillas: Esta zona debe tratarse con precaución y actuando de manera superficial. Normalmente las zonas con más acumulo graso en la rodilla son el la cara interna y anterior. Para el abordaje de dichas zonas, utilizamos una incisión mínima localizada en una pequeña depresión existente entre los tendones del músculo semimembranoso y el músculo semitendinoso, de manera que la cicatriz quedará escondida. Aspiraremos la grasa donde sea preciso, y si es necesario haremos varias mini-incisiones para una aspiración completa de toda la rodilla, siempre teniendo en cuenta evitar la aspiración agresiva en la parte anterior, por encima de la rodilla, ya que puede aparecer una banda ancha, tendinosa, en forma de rodete que es típica del varón.

5-Zona de tobillos: La imagen de piernas "en columna" típica en mujeres que presentan acúmulos grasos en el tobillo, puede solucionase mediante una liposucción cuidadosa de la zona. Debe evitarse la liposucción circunferencial para no generar un sufrimiento de la piel. Nosotros tratamos principalmente la cara posterior e interna, principalmente por debajo de la zona del gemelo interno. Si es preciso realizar liposucción en la cara anterior y externa del tobillo preferimos realizarla en un segundo tiempo. Con esto conseguimos un perfilado de los tobillos y eliminamos el aspecto de piernas en columna. Ha de tenerse en cuenta que la liposucción de esta zona supone un edema importante e implica un periodo de recuperación de uno a dos meses, durante los cuales la paciente debe llevar medias de compresión fuerte. En la actualidad existen medias de estas características que tienen un aspecto de medias normales, por lo que la paciente puede llevarlas con todo tipo de ropa sin que resulten llamativas. Realizando el tratamiento de manera adecuada y los cuidados postoperatorios precisos los resultados obtenidos son muy buenos.

 

ADDENDUM:

Expresiones más comunes para describir la intervención de lipoescultura o liposucción por parte de las pacientes:

Los pacientes actualmente manejan mucho los términos de liposucción con láser, Lipolaser, vibroliposucción, son términos que se han aprendido por la difusión en los medios y en internet sobre la liposucción. Liposucción es aquella técnica que extrae la grasa con la ayuda de un liposuctor y una cánula. La expresión más común que el paciente que no venga con una idea  concreta de una técnica es yo me quiero realizar una lipo, y es una expresión que debemos conocer aunque la utilización de la palabra liposucción es muy correcta por parte del cirujano que quiere describir la intervención que va a realizar. Y ahora se ha puesto también más de moda utilizar la palabra lipoescultura, ya que lo que quiere el cirujano mediante la liposucción es remodelar estos acúmulos de grasa en zonas características típicamente femeninas que son debidas a los estrógenos y a las hormonas. Una chica joven tiene los acúmulos de grasa en las caderas, vemos que toda mujer tiene un poquito de grasa en la cara interna de la rodilla, los hombres no y sabemos que en la menopausia la grasa empieza a depositarse también en los flancos y en la espalda.
Cuando una paciente  viene a consultarnos por esta intervención puede solicitar una lipoo puede venir ya  con muchos conocimientos de mecanismos y técnicas mucho más modernas como la liposucción ultrasónica, la vibroliposucción,lipolaseretc…